Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia dice que Francia cumplirá su compromiso de entregar dos buques de asalto anfibio

El viceprimer ministro ruso Dimitri Rogozin ha anunciado este miércoles que Francia finalmente cumplirá el contrato por el cual se comprometió a entregar dos buques de asalto anfibio (BPC o clase Mistral) a Rusia.
Rohozin ha explicado que la empresa de exportación de armas rusa, Rosoboronexport, "ha recibido una invitación para ir (a Francia) para la entrega del buque de Vladivostok", que está prevista para el final de este año.
"Desde un punto de vista técnico, el contrato se está cumpliendo tal y como estaba previsto. Ahora solo depende del presidente (francés) François Hollande el tomar una decisión política", ha dicho en una rueda de prensa, según informa RIA Novosti.
Sin embargo, el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, dijo el martes que Hollande decidirá sobre este envío militar "durante noviembre", pero que "si las condiciones políticas no cambian, no tiene pensado dar la autorización para la entrega".
Rusia y Francia firmaron en 2011 un acuerdo por el cual París se comprometía a entregar dos de sus buques Mistral a cambio de 1.200 millones de euros. Estaba previsto que el primero llegara a Vladivostok a final de 2014 y el segundo a Sebastopol en 2015.
Pero el pasado 3 de septiembre Hollande anunció la suspensión del primer envío debido a la "grave" situación de seguridad en Ucrania, que ha denunciado la presencia de tropas y equipos rusos en su territorio.
"Presentaremos una demanda y exigiremos compensación (si Francia no cumple el contrato), como es habitual en el mundo civilizado)", dijo el jefe de Gabinete del Kremlin, Sergei Ivanov, subrayando que "depende de París si honra o no lo firmado".
Francia ha estado soportando mucha presión por parte de Estados Unidos y otros países europeos para que suspendiera la entrega de los buques Mistral. Hasta ahora, Hollande se había negado a suspender estos envíos, argumentando que perjudicaría más a Francia que a Rusia.