Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia niega que el Estado Islámico haya atacado una base militar siria en la que opera

El Gobierno de Rusia ha negado este martes un ataque del grupo yihadista Estado Islámico contra una importante base aérea de Siria utilizada por sus fuerzas, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.
Previamente, la compañía de análisis estadounidense Stratfor había publicado unas imágenes por satélite de la misma, asegurando que cuatro helicópteros y 20 camiones habían sido destruidos en incendios en la base T4.
La agencia Amaq, vinculada al Estado Islámico, fue la primera en informar sobre el suceso, apuntando que podría ser accidental, si bien Stratfor ha señalado que las imágenes indican que "no fue una explosión accidental".
"Muestra muy claramente que hubo varias fuentes de las explosiones en el aeropuerto, y muestra que los rusos sufrieron un golpe bastante duro", ha agregado el analista militar de la firma Sim Tack, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
El propio Tack ha expresado su extrañeza por el hecho de que el Estado Islámico no haya reclamado la autoría del ataque, que le atribuye, recordando que en el pasado ha dicho estar detrás de atentados e incluso publicado vídeos sobre los mismos.
Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha recalcado que "todos los helicópteros de combate rusos en Siria continúan su misión para destruir a los terroristas", agregando que "no hay pérdidas entre el personal".