Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia lamenta que algunos no quieran entender "la situación real" en Ucrania y admite diálogo "difícil"

La Presidencia rusa ha lamentado este viernes que algunos países presentes en la cumbre euroasiática de Milán (Italia) no quieren entender la "situación real" en el este de Ucrania y ha reconocido que las conversaciones que mantiene el presidente ruso, Vladimir Putin, con varios de sus homólogos son "difíciles".
El portavoz de Putin, Dimitri Peskov, ha lamentado que varios líderes presentes en la cumbre de Milán "no tienen ninguna intención de entender la situación real en el sureste de Ucrania". En este sentido, ha indicado que el asunto se discutirá en el encuentro previsto entre Putin, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande.
En declaraciones recogidas por la agencia Itar-Tass, Peskov ha indicado que por ahora no ha habido una bilateral entre Putin y Poroshenko, pero no ha descartado esa posibilidad.
Así las cosas, el portavoz ha reconocido que las conversaciones respecto a la crisis ucraniana en los márgenes de la cumbre de la ASEM están siendo "difíciles, llenas de contradiciones y malentendidos". "Pese a ello, son útiles, ya que las partes están intercambiando puntos de vista", ha añadido.
BARROSO Y RENZI, OPTIMISTAS
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, se han mostrado optimistas tras la reunión que este viernes han mantenido, junto a otros líderes europeos, con Putin y Poroshenko.
Ha sido una "discusión constructiva, hay muchas diferencias, pero hemos cruzado la línea hacia una solución, podemos ser positivos", ha asegurado Renzi. "Creo que ha sido una buena reunión, ahora la clave es la implementación, lo acordado es la necesidad de implementar el protocolo de Minsk. Este acuerdo es esencial para crear confianza entre las partes implicadas", ha dicho por su parte Barroso.
Poroshenko y Putin se han visto este viernes en un encuentro en el que también han participado, además de Barroso, los mandatarios de Alemania, Angela Merkel; Francia, François Hollande; y Reino Unido, David Cameron. También ha estado presente el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy.