Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia asegura que quiere una salida pacífica para Siria pero seguirá apoyando a Al Assad

Rusia ha asegurado este viernes que no es cierto que no quiere una solución política a la guerra en Siria, pero al mismo tiempo ha dejado claro que mientras que trabaja para ello también apoya al presidente sirio, Bashar al Assad.
"Rusia hace esfuerzos consecuentes en el marco del trabajo internacional para el arreglo político y pacífico de la situación en Siria", ha aseverado el portavoz del Kremlim, Dimitri Peskov.
Junto a los esfuerzos diplomáticos y políticos, "Rusia presta apoyo a las autoridades legítimas de la República Árabe Siria para combatir el terrorismo", ha añadido, según informa la agencia Sputnik. Rusia inició el pasado 30 de septiembre una operación militar en Siria en apoyo del Gobierno sirio y contra los grupos terroristas que operan en el país.
Respecto a las conversaciones de paz iniciadas esta semana en Ginebra y que han quedado suspendidas en principio hasta el 25 de febrero, Peskov ha afirmado que Moscú "se da cuenta de que este proceso de negociaciones no será sencillo ni rápido", pero espera que "continúe de una u otra manera".
Por su parte, el viceministro de Exteriores ruso, Mijail Bogdanov, ha indicado este viernes que Moscú mantiene contactos permanentes tanto con el Gobierno como con la oposición siria sobre una solución al conflicto.
En este sentido, no ha descartado visitas de delegados de Damasco y de la oposición siria a Moscú con el fin de debatir la reanudación de las negociaciones de paz en Ginebra.