Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia rechaza la comunicación militar con la OTAN

El presidente del Comité Militar de la OTAN, el máximo órgano militar de la Alianza Atlántica, general checo Petr Pavel, ha admitido este jueves que Rusia ha rechazado hasta ahora mantener todo tipo de comunicación militar con la OTAN.
"Desde que asumí el cargo en junio, he hecho varios esfuerzos para utilizar este canal de comunicación militar y, hasta ahora, ha habido una falta de voluntad por parte rusa de tener esta comunicación", ha reconocido en rueda de prensa el presidente del Comité Militar aliado al término de la reunión que han mantenido los jefes de Estado Mayor de la Defensa de los Veintiocho países de la OTAN.
El general checo ha dejado claro que no se puede evitar "tanto el diálogo político y militar" si se quiere "evitar una mal cálculo estratégico" o "impedir que ocurran incidentes similares al derribo del avión ruso" a finales de noviembre por parte de Turquía cerca de la frontera siria tras violar su espacio aéreo.
"Lamentablemente hay una falta de consonancia entre las declaraciones a la prensa de la parte rusa y su voluntad práctica para contactar" con la OTAN, ha subrayado.
El general checo ha querido restar importancia al hecho de que Rusia rechace toda comunicación militar con la OTAN asegurando que ello "no significa que las líneas de comunicación están cerradas" "Los rusos se comunican a nivel bilateral con los países. Hay un cierto tipo de comunicación", ha explicado.
El comandante supremo aliado responsable de Operaciones de la OTAN, general estadounidense Philip Breedlove, ha constatado que no se han vuelto a tener "incidentes" de este tipo entre las fuerzas rusas y las fuerzas de la coalición que encabeza Estados Unidos contra el Estado Islámico en Siria e Irak a raíz de los acuerdos de seguridad que sellaron Estados Unidos y Rusia a raíz del derribo del avión ruso por Turquía para evitar este tipo de incidentes. "Esos acuerdos se han mantenido. No hemos tenido ningún incidente", ha confirmado.
Breedlove ha admitido que la situación en tierra en la frontera entre Turquía y Siria, en una zona de unos 60 kilómetros, sigue siendo "muy dura" en términos de combates. "Hay fuerzas y régimen y muchos ataques aéreos rusos en esta zona. Y esta situación está muy lejos de resolverse", ha explicado.
CAPACIDADES RUSAS PARA BLOQUEAR EL MEDITERRÁNEO ESTE
El general estadounidense ha admitido preocupación por las capacidades anti acceso-anti rechazo rusas, conocidas como A2AD, que está utilizando de forma "combinada" --misiles tierra-aire, misiles de crucero y misiles en tierra-- para impedir el acceso y entrada de otras fuerzas a un territorio por aire, mar y tierra, que son "muy densas en Crimea y en el Mar Negro", aunque también mantiene "ciertas" en la frontera con Bielorrusa y "otros lugares.
"Ahora vemos una densidad creciente de capacidad (A2AD) en el Mediterráneo Este", en torno a Latakia, ha explicado Breedlove. "Esto no es un sistema muy maduro pero estamos preocupados", ha explicado, si bien ha admitido que "en la actualidad" las fuerzas rusas y de la coalición contra el Estado Islámico tiene un acuerdo de seguridad técnico que les permite "el pasaje seguro" en la zona.
El general Pavel ha recordado que sería "mucho mejor" si Rusia aumentara el número de sus ataques aéreos dirigidos contra el Estado Islámico en Siria y no las fuerzas de la oposición siria tras recordar que en la actualidad sólo el 30% o menos de los ataques rusos son contra el Estado Islámico. "La proporción es de alrededor del 70 al 30%", ha explicado.
Por otra parte, el general Breedlove ha constatado "un aumento constante de enfrentamientos" en la línea de contacto entre Ucrania y Rusia en las últimas dos semanas aunque con "armas pequeñas tipo RPG" en alusión a los granadas autopropulsadas con cohetes aunque ha considerado "buenas noticias" que no haya habido intercambios de fuego con "armas de gran calibre".