Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia rechaza hablar sobre la presencia de tropas en la frontera porque "no hay motivos de preocupación"

El Gobierno ruso ha rechazado un encuentro con la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) a petición de Estados Unidos y Ucrania para discutir la presencia de tropas rusas en la frontera ucraniana, al argumentar que "no existen motivos de preocupación" por el despliegue de estos efectivos, al tiempo que acusó a Washington de realizar esta clase de propuestas para incrementar la tensión en la zona.
"Estados Unidos y Ucrania no tienen motivos de preocupación. Rusia ha asegurado en muchas ocasiones que no está llevando a cabo ninguna actividad inusual o imprevista en su territorio que pudiera tener una interpretación militar", ha aseverado el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.
Así, "las actividades diarias de las tropas rusas no amenazan la seguridad de Estados Unidos ni de otros estados, como ha quedado demostrado de forma concluyente por las inspecciones internacionales y los vuelos de observación en virtud del Tratado de Cielos Abiertos", ha proseguido la nota.
Sobre esta base, el Ministerio ha argumentado su negativa a participar en una reunión con la OSCE, y remitió al precedente de la guerra de Kosovo en 1999, cuando la OTAN y sus aliados se negaron a informar de "movimientos inusuales de tropas" para iniciar una operación militar contra "Yugoslavia sin el consentimiento de Naciones Unidas".