Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia libera a otros dos ciudadanos ucranianos encarcelados en un nuevo intercambio de prisioneros

Otros dos ciudadanos ucranianos que se encontraban encarcelados en Rusia han sido indultados por el presidente ruso, Vladimir Putin, este martes en Moscú, en un intercambio de prisioneros, según han informado las autoridades ucranianas.
De acuerdo con informaciones del gabinete de prensa del Kremlin, Vladimir Putin ha firmado este martes un decreto de indulto para los ucranianos Guenadi Afánasiev y Yuri Soloshenko, que ya han aterrizado sanos y salvos en territorio ucraniano.
El presidente ucraniano, Petro Poroshencko, ha celebrado la liberación de los dos hombres por medio de una publicación en Twitter. A pesar de que las autoridades rusas no han hecho ninguna mención al respecto, el Servicio de Seguridad Estatal ucraniano ha declarado que la liberación de los dos encarcelados se ha producido gracias a un intercambio de prisioneros, del que no ha dado ningún detalle.
Afanásev fue arrestado en mayo de 2014 acusado de terrorismo en Simféropol, Crimea, poco después de la anexión de este territorio a Rusia. En diciembre de ese mismo año, fue condenado por un Tribunal de Moscú a siete años de prisión.
Soloshenko fue detenido en agosto de 2014 durante un viaje de negocios a Rusia y fue sentenciado en octubre de 2015 a seis años de prisión en una cárcel de máxima seguridad, por supuestamente intentar trasladar de vuelta a Ucrania ciertos equipos de fabricación rusa.
La liberación de los dos prisioneros se ha producido menos de un mes después de que en mayo fuera liberada la piloto y actual parlamentaria, Nadiya Savchenko, en otro intercambio de prisioneros. Su liberación, que fue denominada como "un gesto humanitario" por parte del Gobierno ruso, se produjo tan sólo unas semanas antes de que la Unión Europea decidiera si prolongaba las sanciones impuestas a Moscú por su apoyo a los separatistas rusos en Ucrania.
Todavía hay más de 25 ciudadanos ucranianos encarcelados en prisiones rusas, los cuales son percibidos por Kiev como prisioneros políticos a raíz de la anexión de la península de Crimea a Rusia y el conflicto separatista prorruso que ha surgido en el este de Ucrania.