Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saif al Islam llamó repetidas veces a Gadafi antes de lograr huir

Saif al Islam, el hijo mayor del segundo matrimonio del depuesto líder libio, Muamar Gadafi, llamó repetidas veces a su padre el mismo día en que el coronel fue capturado y ejecutado en Sirte y él consiguió escapar de Bani Walid y temía morir alcanzado por el impacto de un proyectil de mortero.
Así se lo habría confesado el propio Saif al Islam a Al Senussi Sharif al Senussi, un oficial del Ejército gadafista que formaba parte de su equipo de seguridad y que fue detenido por los sublevados la pasada semana.
"Estaba nervioso. Tenía un Thuraya (un teléfono vía satélite) y llamó muchas veces a su padre", ha relatado a Reuters Al Senussi. "Él nos repetía: 'No le digáis a nadie dónde estoy. No dejéis que me localicen'. Estaba preocupado por los morteros y parecía confundido", ha indicado el oficial gadafista.
Al Senussi ha realizado estas declaraciones desde la celda habilitada en el interior del aeropuerto de Bani Walid, donde permanece retenido por las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) desde que fue capturado junto a otros leales a Gadafi por tropas sublevadas la semana pasada.
La identidad de Al Senussi ha sido confirmada por Omar al Mujtar, comandante de las fuerzas rebeldes que integran la brigada desplegada en el norte de Bani Walid y encargada de gestionar esa prisión y el aeropuerto.
Saif al Islam es el único de los hijos del depuesto mandatario libio que continúa huido en Libia, después de que los otros hermanos se refugiaran en países vecinos como Argelia y Níger o fueran capturados o ejecutados por las fuerzas del CNT.
Tanto Mujtar como Al Senussi han explicado que Saif al Islam consiguió huir de Bani Walid el 17 de octubre, antes de que la ciudad cayera en manos del nuevo Gobierno provisional. "Cuando su convoy dejó Bani Walid fue alcanzado por un ataque aéreo pero él consiguió escapar con vida", ha afirmado Al Senussi, que no tiene relación alguna con el jefe del servicio de Inteligencia gadafista, Abdulá al Senussi, reclamado por el Tribunal Penal Internacional por crímenes de guerra.
Una fuente del CNT explicó ayer que el hijo de Gadafi estaría situado en la frontera de Libia con Níger y Argelia y que estaría intentado a acceder a uno de estos dos países con un pasaporte falso.
"Mi unidad y yo le buscamos el pasado 19 de octubre. Después la OTAN alcanzó su convoy. Estaba en un vehículo blindado, sobrevivió y alguien le ayudó a escapar. Hemos buscado en esa zona pero le hemos perdido la pista", ha explicado.