Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sale ilesa de un atentado la líder de la Unión Patriótica colombiana

La líder de la Unión Patriótica colombiana, Imelda Daza, ha sobrevivido al ataque de un individuo con arma de fuego que irrumpió en la sede del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de los Materiales de Construcción de Cartagena el viernes a las 19.00 horas en el barrio de Nuevo Bosque de esa misma ciudad.
El atacante disparó contra los ventanales del recinto e hirió en la cabeza a uno de los guardaespaldas del secretario general del sindicato, Manuel Fernández, según informó Gil Falcón presidente en Cartagena de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y recoge el diario colombiano 'El Tiempo' en su edición digital.
"Las cámaras de seguridad del sindicato registraron como faltando 10 para las 7.00, tres hombres que merodean las oficinas y uno de ellos ingresa y dispara. Los guardaespaldas responden, pero los tres hombres escapan en una moto", ha relatado Fernández.
En el lugar de los hechos también se encontraba Imelda Daza Cotes, líder de la Unión Patriótica (UP) y excandidata para la Gobernación del Cesar. Ambos líderes están sanos y salvos, pues de inmediato hubo una reacción de las escoltas de los sindicalistas.
Según a las autoridades, aún se desconoce si la persona que ingresó armada al lugar iba a atentar contra la líder de la UP. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, indicó que las autoridades ya están al tanto del tema y realizan investigaciones para encontrar a los culpables. "Estamos indagando la circunstancias; gracias al esquema de seguridad que le puso el Gobierno no hubo ninguna lesión", ha apuntado Cristo.
Sin embargo, desde la izquierda y grupos defensores de los Derechos Humanos exigen más protección. Daza vivió exiliada en Europa, pero ha regresado al país. "Interpreto esto como la continuación de una campaña que se viene intensificando y que trae acciones criminales contra destacados dirigentes del espectro de la Marcha Patriótica, la Unión Patriótica y quienes estamos trabajando por la paz en el país", ha declarado el senador Iván Cepeda.
Para la exsenadora Piedad Córdoba, se trata de un ataque más del paramilitarismo. "Imelda es una mujer que estaba exiliada por ser de la Unión Patriótica y aunque ahora tratan de decir que fue un hurto, fue un enfrentamiento fuerte con los escoltas del presidente de un sindicato que se encontraba allí. Rechazo y mucha preocupación. El Gobierno tiene que saber que ad portas de la firma de un acuerdo de paz estos hechos no pueden seguir ocurriendo", ha denunciado Córdoba.
También el jefe de la delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), 'Iván Márquez' ha destacado que se trata de "una pésima noticia para la paz". "De corazón nuestra solidaridad con ella y un reclamo al gobierno", ha añadido. Otro negociador de las FARC, 'Pablo Catatumbo', denuncia que es un "es atentado contra La Paz. Entre todos podemos detener la amenaza del paramilitarismo".
Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, hay 729 homicidios de defensores de derechos humanos ocurridos entre 1994 y 2015. Unos 5.000 integrantes de la UP fueron asesinados tras el acuerdo de paz de 1985 entre el Estado y varias guerrillas.