Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samba-Panza nombra un Gobierno que cuenta con representantes de Séléka y los 'anti balaka'

La presidenta de República Centroafricana, Catherine Samba-Panza, ha anunciado este lunes la estructura de su nuevo Gobierno de transición, que estará encabezado por André Nzapayeke como primer ministro y que contará con un total de 20 ministros, entre los cuales hay representantes de la milicia Séléka y de las guerrillas cristianas 'anti balaka'.
El Gobierno de Samba-Panza cuenta con un número de ministerios significativamente menor al del exprimer ministro Nicolas Tiangaye (quien ocupó el cargo entre enero de 2013 y enero de 2014 bajo las presidencias de François Bozizé y Michel Djotodia), que contó con un total de 34 ministerios. Asimismo, el nuevo Ejecutivo contará con la presencia de siete mujeres al frente de diversas carteras.
De especial relevancia es la cartera de Defensa, que estará encabezada por el general del Ejército Thimas Théophile Timangoa, quien estará al frente de la defensa nacional, la reconstrucción de las Fuerzas Armadas, los asuntos relacionados con excombatientes y víctimas de guerra, y los procesos de desarme, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
Respecto al reparto de ministerios entre Séléka y las milicias 'anti balaka', representantes del grupo guerrillero han sido puestos al frente de Trabajos Públicos, Transportes y Correos y Telecomunicaciones, mientras que los milicianos se hacen con el control del Ministerio de Juventud, Deportes, Artes y Cultura.
Samba-Panza tomó posesión el pasado jueves tras ser elegida por el Parlamento. Su objetivo es la formación de un Gobierno capaz de restablecer el orden en el país tras meses de violencia interreligiosa que ha dejado miles de muertos y desplazados. Apenas dos días después nombró a Nzapayeke como primer ministro.
El país ha quedado sumido en una crisis política con brotes de violencia desde que las milicias de Séléka, de mayoría musulmana en un país mayoritariamente cristiano, tomaron el poder el pasado mes de marzo. En respuesta han surgido organizaciones armadas cristianas y animistas conocidas como 'anti balaka' (antimachete en idioma sango).
Los 'anti balaka' y grupos afines al derrocado presidente Bozizé atacaron Bangui el 5 de diciembre y provocaron una espiral de represalias sufrida principalmente por la población civil que forzó el despliegue de un millar de militares franceses para frenar la violencia.