Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La campaña de Sanders advierte de que a Clinton aún le falta el respaldo de los superdelegados para ser nominada

La campaña del candidato a la nominación por el Partido Demócrata de cara a las elecciones a la Presidencia de Estados Unidos Bernie Sanders ha advertido de que a su única contrincante, la favorita Hillary Clinton, aún le queda por conseguir el respaldo de los superdelegados para ser nominada para la carrera a la Casa Blanca.
Ante las informaciones publicadas en diferentes medios estadounidenses que ya dan a Clinton como la vencedora de la carrera por la nominación, el portavoz de la campaña de Sanders, Michael Briggs, ha indicado que es una "desgracia" que la prensa "en un afán por apresurar su juicio, ignore las claras declaraciones del Comité Nacional Demócrata de que es equivocado contar con los votos de los superdelegados antes de que den sus votos".
Desde la campaña de Sanders han insistido en que Clinton "no tiene" ni "tendrá" el número necesario de delegados y dependerá de los superdelegados, que "podrían cambiar de parecer entre hoy y la convención".
La ex secretaria de Estado, tras las recientes victorias en Puerto Rico e Islas Vírgenes y un sondeo elaborado entre los superdelegados para valorar su posicionamiento de cara a la convención, que se celebrará entre el 25 y el 28 de julio en Filadelfia, habría conseguido los 2.383 delegados necesarios para convertirse en la candidata demócrata a la Casa Blanca.
Sin embargo, ella misma ha advertido de que aunque se siente "halagada" por los titulares que la señalan ya de candidata, "todavía quedan primarias por ganar", en referencia a las votaciones que se llevarán a cabo este martes en California, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Norte y Dakota del Sur.
Aunque, eso sí, ha asegurado que aunque aún queda "trabajo por hacer" su campaña está "al borde de un momento histórico", antes de reiterar que una vez acabado el proceso de primarias, hay que dirigirse a las elecciones generales "juntos".
Por su parte, desde la campaña de Sanders han señalado que su tarea hasta la convención es "lograr convencer a esos superdelegados de que Bernie es, con mucha diferencia, el candidato más fuerte contra Donald Trump".