Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanders confirma tres victorias consecutivas al imponerse en Hawái

Sanders gana en HawáiReuters

El precandidato presidencial Bernie Sanders ha obtenido una clara victoria en las primarias del estado de Hawái, con el 71% de los votos, con lo que completa tres victorias en las consultas en los estados de Washington, Alaska y el propio Hawái, y acorta así distancias con su rival, Hillary Clinton.

En Hawái había 25 delegados en juego y Sanders ha conseguido 22.661 votos frente a los 9.377 de Clinton, según fuentes del Partido Demócrata citadas por la televisión hawaiana Khon2. Más sustancial ha sido su victoria en Washington (101 delegados y 72 por ciento de votos). También había primarias demócratas este sábado en Alaska (16 delegados y 80 por ciento para Sanders).
"Sabíamos que las cosas mejorarían al ir hacia el oeste", ha afirmado un exultante Sanders ante unos 8.000 simpatizantes en Madison, Wisconsin, donde se celebran primarias en diez días. "Tenemos un camino hacia la victoria", ha proclamado.
Así las cosas, Clinton sigue siendo la favorita principalmente gracias al apoyo conseguido en las primarias del Sur. El propio Sanders reconocía este sábado que sabían que en estos estados sería muy difícil desbancar a la exsecretaria de Estado, pero confía que a partir de ahora y gracias a la movilización de las bases y los votantes más jóvenes, sus resultados mejoren notablemente.
"Con vuestra ayuda vamos a ganar aquí en Wisconsin, así que no dejéis que nadie os diga que no podemos conseguir la nominación o ganar las elecciones generales. Vamos a hacer las dos cosas", ha proclamado.
Clinton cuenta ya con 1.712 de los 2.383 necesarios para lograr la nominación, según las estimaciones de la CNN, mientras que Sanders se queda en los 1.004 delegados. Sin embargo, la estrategia de Sanders se basa en que 482 de los superdelegados que en principio apoyan a Clinton --Sanders tiene unos 29-- en realidad podrían cambiar de opinión en la convención y apoyar a Sanders.
Los estrategas y analistas advierten de que lo que quieren los superdelegados es ganar las elecciones presidenciales de noviembre, por lo que si Sanders demuestra un liderazgo sólido de aquí a verano, podrían apoyarle. De hecho, todas las encuestas apuntan a que Sanders se impondría más claramente que Clinton a cualquiera de los candidatos republicanos.