Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos reclama al ELN la liberación de los secuestrados antes de iniciar un diálogo de paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha reclamado al Ejército de Liberación Nacional (ELN) la entrega de los secuestrados antes de iniciar un diálogo de paz, al tiempo que ha ordenado a las Fuerzas Armadas concentrar sus esfuerzos en esta guerrilla, tras el último atentado.
Santos ha convocado un Consejo de Seguridad extraordinario para analizar la situación en Aracua después de que guerrilleros del ELN lanzaran hasta seis artefactos explosivos contra unas dependencias militares en una zona rural de este departamento.
"No hay heridos, pero se da la afectación de tres vehículos militares", ha contado el comandante del Ejército, el general Alberto Mejía, en declaraciones recogidas por el diario colombiano 'El Espectador'.
El Gobierno ha ofrecido una recompensa de hasta 50 millones de pesos (unos 13.000 euros) por cualquier información que permita localizar a los autores de este atentado.
Para Santos "este ataque forma parte de una estrategia del ELN para tratar de mostrarle al país que todavía tienen capacidades". "Pero se equivocan de cabo a rabo si creen que con acciones de este tipo están allanando el camino hacia la paz, si creen que van a llegar más fuertes a una mesa de negociaciones", ha advertido.
Santos ha recalcado que las Fuerzas Armadas tienen órdenes de "intensificar las operaciones contra el ELN y todas las formas de delincuencia que se deriven de su presencia", entre las que ha destacado el contrabando que afecta a la frontera con Venezuela.
A este respecto, ha aclarado que los militares también tienen instrucciones precisas de impedir que el ELN o cualquier otro grupo armado ocupe las zonas de las que se retirarán las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con un eventual acuerdo de paz.
"Yo quiero decirles a estos individuos que nuevamente les exigimos la liberación del cabo Villar y del ciudadano Ramón Cabrales. Si quieren, como lo expresan por otro lado, iniciar cualquier tipo de negociación, tienen que liberar a estos secuestrados", ha incidido.
El ELN acusó en enero al Ejecutivo de retrasar el inicio de la "fase pública" de las conversaciones preliminares, asegurando que está preparado desde el pasado noviembre, algo que Santos ha negado. "Saben que no es cierto", dijo.
El Gobierno y el ELN iniciaron en 2014 "contactos exploratorios" para llevar a cabo un diálogo de paz similar al que está a punto de culminar con las FARC o, preferiblemente, adherirse a este mismo para acelerar el fin del conflicto.