Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos anuncia que recurrirá el fallo por el que ha restituido a Petro

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha anunciado este viernes que va a impugnar el fallo que esta semana le obligó a restituir en su cargo al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.
"Es un hecho que está poniendo en tela de juicio una acción que hizo el Gobierno. Entonces lo obvio es impugnarla", ha manifestado el presidente en una entrevista a Blu Radio, que como había prometido, acató la orden judicial de restituir a Petro al igual que había acatado la de destituirlo.
La Procuraduría ya había anunciado el martes, poco después de que el Tribunal Superior de Bogotá ordenara al presidente acatar un fallo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que impugnaría la decisión, por lo que el caso pasará ahora a la Corte Suprema de Justicia que, en segunda instancia, deberá decidir si lo ratifica o lo revoca, trámite que durará máximo 20 días, informa el diario 'El Espectador'.
La orden del Tribunal Superior de Bogotá era una de las más de 40 tutelas interpuestas en apoyo de Petro, de las cuales 32 han sido favorables a la decisión inicial de la Presidencia: expulsar al ex combatiente de la Alcaldía.
DESTITUCIÓN E INHABILITACIÓN
El pasado 9 de diciembre, el procurador general destituyó e inhabilitó durante 15 años a Petro al considerar que gestionó de forma negligente la contratación de las empresas encargadas de la limpieza de la capital colombiana.
La salida de Petro de la función pública generó una gran polémica porque el fiscal general, Eduardo Montealegre, observó irregularidades en esta decisión, que calificó de "inquisitiva", y ordenó una "inspección" contra la Procuraduría.
Ordóñez, por su parte, defendió la legalidad de su decisión y rehusó entregar la documentación sobre este caso tanto a Montealegre como a los órganos jurisdiccionales encargados de dirimir las solicitudes de tutela a favor de Petro.
En este contexto, el presidente colombiano se reunió con Petro, Ordóñez y Montealegre por separado con el fin de resolver lo que calificó como una "crisis institucional" y, después de ello, anunció que sería neutral.
Ante la declaración de neutralidad de Santos, Petro acudió a la CIDH para que dictara medidas cautelares --algo que hizo-- al considerar que se han violado sus derechos al debido proceso y al honor.
El Consejo de Estado confirmó la destitución e inhabilitación de Petro y Santos la ratificó, ignorando así las medidas cautelares que aconsejaban suspender el proceso hasta que la CIDH decidiera sobre el fondo del asunto.
Con Petro fuera de la Alcaldía de Bogotá, Santos puso al frente de la misma a su ministro de Trabajo, Rafael Pardo, que fue sustituido el pasado lunes por María Mercedes Maldonado, que ya formaba parte del equipo del ex guerrillero del M19.