Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos asegura que "no pide cabezas de periodistas" tras el escándalo de 'la comunidad del anillo'

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha asegurado este domingo que "no pide cabezas de periodistas", después de la dimisión de la periodista Vicky Dávila tras publicar informaciones sobre la supuesta red de prostitución masculina conocida como 'la comunidad del anillo' en la Policía colombiana.
"Yo no pido cabezas de periodistas. Soy quien más valora la crítica, cuando es seria y fundamentada", ha indicado el mandatario a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.
Dávila, que publicó un vídeo que vinculaba con el caso al viceministro de Interior de Colombia, Carlos Ferro, quien ya ha presentado su dimisión, ha dicho que volvería a publicarlo "de otra manera" en caso de "poder volver en el tiempo".
Asimismo, la periodista ha indicado que, a su entender, Santos pidió su cabeza tras la publicación del vídeo, tal y como ha recogido el diario local 'El Colombiano'.
El Gobierno aceptó la renuncia del general de la Policía, Rodolfo Palomino, después de que la Procuraduría General de Colombia abriera este martes una investigación formal en su contra por "la puesta en marcha" de "una red de prostitución masculina".
La institución anunció que, tras analizar las pruebas, incluidos varios testimonios y vídeos, ha decidido abrir "una investigación formal" contra Palomino por "diversas irregularidades". Las pesquisas se centran en "tres aspectos": "posible incremento patrimonial injustificado, presuntos seguimientos e interceptaciones ilegales a periodistas y la creación y puesta en marcha de una supuesta red de prostitución masculina".
Sobre esta última línea de investigación, la Procuraduría subrayó que los hechos "podrían encuadrar en diversos delitos como proxenetismo, inducción a la prostitución y trata de personas de miembros de la Policía Nacional".
"Este 'modus operandi' habría tenido lugar presuntamente con la ayuda y complicidad de oficiales de la Policía Nacional, incluso del director general" y en estos hechos "habría participado un senador que actualmente se desempeña en un alto cargo del Gobierno", avanzó.