Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos celebra la liberación de Hérnández-Mora y exige la de los otros dos periodistas

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha celebrado que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) haya liberado este viernes a la periodista española Salud Hernández-Mora y ha reclamado a la guerrilla que haga lo mismo con los dos periodistas colombianos.
"Desde Tibú celebramos regreso de Salud Hernández a la libertad. Seguimos exigiendo liberación periodistas RCN", ha escrito Santos en su cuenta oficial de Twitter.
Guerrilleros del ELN han entregado este viernes a Hernández-Mora a una misión humanitaria de la Iglesia Católica y la Defensoría del Pueblo en una zona selvática ubicada entre los municipios de Teorama y San Calixto, cerca de Venezuela.
Hernández-Mora ha aclarado, en sus primeras declaraciones, que "desde el primer momento" estuvo retenida en contra de su voluntad, en respuesta a las informaciones que apuntaban a que podría estar haciendo un trabajo periodístico con el grupo armado.
Además, ha confirmado que Diego D'Pablos y Carlos Melo, periodistas de RCN televisión que desaparecieron mientras cubrían la noticia de su captura, están en poder el ELN. "Nos dijeron para las familias de ellos que entre hoy y mañana estarán también en libertad (...) Yo creo que hoy mismo, ojalá. Un poquito de paciencia que llegan", ha revelado.
Hernández-Mora, que colabora con el diario español 'El Mundo' y con el rotativo colombiano 'El Tiempo', fue secuestrada el pasado 21 de mayo en los alrededores del municipio de El Tarra, en la convulsa región del Catatumbo, mientras preparaba un reportaje sobre el rapto de menores.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, había dado "prioridad" a la liberación de Hernández-Mora, ordenando una búsqueda conjunta de Policía y Ejército. El Gobierno condicionó su entrega al arranque el diálogo de paz con el ELN.