Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos se reúne este miércoles con las comunidades indígenas de Cauca para buscar una solución al conflicto

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha aceptado reunirse este miércoles con las comunidades indígenas del departamento de Cauca (suroeste) para buscar una salida negociada al conflicto que se ha desatado por la decisión de los campesinos de expulsar al Ejército y la guerrilla de sus territorios.
La reunión tendrá lugar a una hora aún no precisada en el resguardo La María, en el municipio de Piendamó, según confirmó el martes James Yatacué, consejero mayor de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN).
El ministro del Interior colombiano, Federico Renjifo, fue el encargado de anunciar a los líderes indígenas la decisión de Santos de finalmente reunirse con ellos para intentar llegar a un acuerdo que ponga fin a la crisis que comenzó en Cauca hace un mes, cuando campesinos desalojaron a soldados y guerrilleros de uno de sus territorios.
Los indígenas decidieron el domingo suspender los diálogos con el Gobierno ante la negativa de Santos de acercarse a la región para conversar directamente con los representantes de las comunidades asentadas en Cauca.
Unos 15.000 nativos se encuentran concentrados en el resguardo de La María desde hace más de una semana a la espera de comenzar una negociación directa con el mandatario colombiano. Todos ellos proceden de los municipios de Toribío, Caldono, Caloto, Paez y Miranda, en Cauca, así como de comunidades de otros departamentos como Putumayo (sur), Nariño, Huila (suroeste), Risaralda y Tolima (oeste).
El líder indígena Feliciano Valencia ha explicado que presentarán a Santos una agenda de al menos diez temas "neurálgicos" sobre la situación de inseguridad pero además abordarán otros asuntos relacionados con las precarias condiciones de vida de los aborígenes en esa región colombiana.
"Dependiendo de lo que pase, miraremos si activamos las mesas de diálogo o no, porque estamos cansados de mesas y mesas. Llevamos 20 años con las mesas, y aquí no ha pasado nada", ha denunciado Valencia, según informa la cadena Telesur.
El pasado mes de julio, el Gobierno y las comunidades indígenas acordaron sentarse a la mesa de negociaciones para resolver el conflicto que surgió a raíz de los enfrentamientos entre la Fuerza Pública y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cauca.
Los combates, que comenzaron después de que la guerrilla lanzara una ofensiva en el departamento, se saldaron con al menos cinco muertos y decenas de heridos. En este contexto, los indígenas intervinieron para solicitar a ambos el cese de las hostilidades y su salida de Cauca.
LA ONU PIDE DIÁLOGO
James Anaya, relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, ha exhortado al Gobierno de Santos a avanzar en el proceso de diálogo con los nativos en Cauca para buscar una solución negociada al conflicto.
"Animo a las partes a que realicen todos sus esfuerzos con miras a progresar en este proceso de diálogo. Se debe asegurar que el proceso avance dentro de un espíritu de buena fe y de búsqueda de soluciones que acaten las normas de Derechos Humanos aplicables", ha dicho Anaya, según cita la agencia Colprensa.
El relator ha pedido hacer énfasis en los derechos de propiedad y de autonomía que tienen los pueblos indígenas sobre sus territorios tradicionales, y la necesidad, según la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, de consultar con las autoridades nativas antes de establecer cualquier presencia militar dentro de sus territorios.