Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos insiste en que para que haya una "solución negociada" Venezuela debe "desmontar" la Constituyente

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha insistido este lunes en que para que haya una "solución negociada" en Venezuela, Nicolás Maduro debe "desmontar" la Asamblea Constituyente, afirmación que llega en un momento de tensión entre ambos tras una serie de enfrentamientos verbales a causa de la situación en Venezuela.
"Para que haya una solución negociada en Venezuela es necesario que Maduro desmonte la constituyente", ha afirmado Santos en su cuenta oficial de la red social Twitter.
La semana pasada, Maduro aseguró en una alocución retransmitida en cadena pública que Colombia se había fundado en Venezuela y que, por esa razón, él es "padre" del mandatario colombiano, a quien ordenó que le pidiera "la bendición" y se arrodillara ante él.
"Lo que hoy somos Venezuela (antes era) Colombia, Panamá y Ecuador. Éramos una sola unión de república", dijo, Constitución venezolana en mano.
"Colombia se fundó en el Orinoco, y ustedes son los padres de Colombia. Nuestros abuelos fueron los que fundaron Colombia", afirmó, levantando el aplauso de los asistentes. "Inclínate e híncate ante tu padre. Soy tu padre, Santos. Soy tu padre, que Dios te bendiga y deja la maldad contra Venezuela", agregó.
El Gobierno de Venezuela volvió a acusar la semana pasada a Colombia de intervenir "sistemáticamente" en sus asuntos internos y aseguró que el Ejecutivo de Santos mantiene "estrechas relaciones" con la oposición venezolana y que está conspirando "contra la paz" en el país.
INTERVENCIÓN SISTEMÁTICA
En un comunicado, el Gobierno de Maduro señaló que el gabinete del presidente Santos "viene interviniendo sistemáticamente en los asuntos internos de Venezuela, tanto a nivel bilateral como multilateral", efectuando "gestiones internacionales para propiciar una intervención en Venezuela".
Asimismo, señaló que Santos "mantiene estrechas relaciones con la oposición venezolana", a la que apoya "de diversas maneras". "Y conspira contra la paz en Venezuela, mientras el Gobierno venezolano ha propiciado, de manera determinante, la paz en Colombia", lamentó.
El Ejecutivo de Maduro recordó entonces la "gravedad" que supone "infringir principios fundamentales del Derecho Internacional tales como la no injerencia en los asuntos internos, la autodeterminación de los pueblos y el respeto a la soberanía de los Estados".
Así, pidió a Santos que "cese" en sus "acciones injerencistas" y, por el contrario, emprenda un "nuevo rumbo de paz, respeto y buenas relaciones bilaterales en favor de la prosperidad" de ambos pueblos.
Santos llamó este fin de semana a que Maduro se sentara con la oposición para negociar "una salida pacífica y negociada" a la crisis social y política que vive el país, proceso para el cual ofreció la ayuda de Colombia y de la comunidad internacional.
Tan sólo unos días antes, el Gobierno colombiano volvió a criticar el "alto grado de conflictividad y violencia" existente en Venezuela en los últimos tres meses y, en particular, condenó los ataques registrados el martes contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la Fiscalía General y la Asamblea Nacional, tres actos separados.
ASAMBLEA CONSTITUYENTE
La Asamblea Nacional Constituyente, cuyos miembros serán elegidos el 30 de julio, estará integrada por 545 venezolanos. De ellos, 173 serán miembros sectoriales --trabajadores, estudiantes, comunas, campesinos y pescadores, pensionados, personas con discapacidad y empresarios-- y 364, territoriales, a razón de uno por municipio, dos por capitales de estado y siete por el Distrito Capital.
También tendrá ocho representantes de los pueblos indígenas, que serán electos el 1 de agosto, cuando se realizarán tres asambleas regionales en las que estarán presentes los portavoces seleccionados por los pueblos originarios en las 3.473 asambleas comunitarias efectuadas entre el 5 y el 30 de junio.
Sin embargo, la oposición unida en torno a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha expresado su rechazo al proceso constituyente y ha convocado un plebiscito para el próximo 16 de julio contra la ANC que contará con 1.933 puntos de votación en todo el país instalados cerca de escuelas, plazas e iglesias.
Según un estudio elaborado por la empresa Hinterlaces a partir de entrevistas realizadas entre el 15 y el 28 de junio en todo el país sudamericano y ha sido dado a conocer este domingo por la televisión estatal venezolana, Televén, el 54 por ciento de los venezolanos apoyan el proceso constituyente lanzado por el presidente y como motivos principales para respaldar la iniciativa citan blindar las conquistas sociales logradas durante el 'chavismo' en materia de vivienda, educación y trabajo.
La encuesta revela además que el 56 por ciento de la población rechaza las campañas mediáticas que pretenden señalar que "el presidente Nicolás Maduro quiere redactar una nueva Constitución para perpetuarse en el poder".
Asimismo, el 60 por ciento de los venezolanos está en desacuerdo "con quienes dicen que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) redactará una nueva Constitución para establecer en Venezuela un gobierno modelo comunista como Cuba".
Precisamente este domingo ha comenzado oficialmente la campaña para la elección de la ANC y el candidato 'chavista' a la misma Diosdado Cabello ha defendido que se inhabilite políticamente a quienes hagan llamamientos a la violencia y desconozcan el resultado del proceso convocado por Maduro.