Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarkozy confirma asesinato "bárbaro y odioso" de cooperante galo secuestrado

Germaneau, de 78 años, fue "asesinado" por "gente que no tiene ningún respeto por la vida",  ha dicho el jefe del Estado francés al término de la reunión del "consejo restringido de seguridad y defensa" que convocó para analizar el caso de este ciudadano francés. "Era un hombre de bien", ha continuado Sarkozy, antes de subrayar que "lejos de debilitar nuestra determinación" en la lucha contra el terrorismo, "esta muerte debe reforzarla".
En declaraciones a la prensa desde el Elíseo, el presidente ha transmitido sus condolencias a la familia y allegados de la víctima y aseguró que, desde el inicio del cautiverio, "se movilizaron todos los medios posibles" para tratar de liberarlo.
Sarkozy ha explicado que Francia apoyó a Mauritania en una operación militar llevada a cabo la semana pasada contra una base de los terroristas de Al Qaeda donde se creía que estaba el rehén francés. "Teníamos el deber de llevar a cabo ese intento", ha justificado el presidente, quien recordó que los captores habían dado un ultimátum para ejecutarle.
El presidente galo ha anunciado que este lunes mismo partirá a la zona el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, "para examinar las medidas de seguridad" a adoptar y lanzó un mensaje dirigido a todos los franceses a los que instó a "renunciar rotundamente" a viajar a la región sahelo-sahariana.
Kouchner ha sido uno de los participantes en la reunión de urgencia del Consejo restringido de defensa y seguridad que Sarkozy convocó este domingo después de que AQMI anunciara, en una grabación difundida por el canal de televisión "Al Yazira", la "ejecución" de Michel Germaneau.
Se trata de la segunda vez que AQMI ejecuta a uno de sus rehenes, después de hacer lo mismo en junio del año pasado con el británico Edwin Dyer, cuyo país rechazó negociar con los terroristas.
La filial de Al Qaeda en el área sahelo-sahariana mantiene todavía cautivos a los cooperantes españoles Albert Vilalta y Roque Pascual, que fueron secuestrados el 29 de noviembre de 2009, y que supuestamente se hallan en manos de la célula de AQMI dirigida por el argelino Moctar Belmoctar. CGS