Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarkozy saca de su gabinete al titular de Trabajo tras la derrota en las regionales

El presidente francés, Nicolas Sarkozy (izda), se despide de su primer ministro, François Fillon (dcha), tras su reunión en el palacio del Elíseo, en París, este lunes. Foto: EFEtelecinco.es
El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha pasado la mañana reunido con su primer ministro Francois Fillon estudiando los cambios de carteras en su gabinete. En esa reunión se ha tachado del gobierno el primer nombre: se trata de Xavier Darcos, ministro de Trabajo, que es destituido tras su derrota en Aquitania. Es la respuesta inmediata al varapalo sufrido este fin de semana en las elecciones regionales. La derecha del presidente sólo va a tener la presidencia de tres de las 26 regiones francesas, mientras que la izquierda gobernará en 23, de acuerdo con los resultados oficiales de los comicios.
Xavier Darcos era uno de los ocho ministros que encabezaban candidaturas de la UMP a la presidencia de una región, en su caso Aquitania. Su derrota en las urnas ha sido más que contundente: obtuvo un 28,01% de los votos, frente al 56,34% del candidato socialista.
Podría sustituirle el responsable de presupuesto, Eric Woeth, a quien tocará lidiar con la reforma del sistema de pensiones en la segunda mitad de año .
La de Darcos sería la primera cabeza en caer pero no la única. Otros ministros candidatos podrían pagar con sus cargos los lamentables resultados electorales. Entre ellos podría estar la secretaria de Estado de Tecnologías Verdes, Valérie Létard, que optaba a la presidencia de Nord-Pas-de-Calais.
Una apabullante derrota
El Partido Socialista, aliado en la mayor parte de las regiones con los ecologistas y con el Frente de Izquierdas de los comunistas en la segunda vuelta de los comicios, han conseguido en el conjunto de Francia algo más del 54% de los votos.
Frente a ese porcentaje, que la izquierda no había conseguido en unas elecciones en Francia desde 1981, la Unión por una Mayoría Popular (UMP) de Sarkozy se ha tenido que contentar a escala nacional con alrededor del 35,5% de los sufragios.
El ultraderechista Frente Nacional (FN), con un 9,26% de los votos en todo el país y el 17,8% si sólo se tienen en cuenta las 12 regiones en las que ha podido mantener sus listas en la segunda vuelta, ha marcado un nuevo avance.
La abstención se ha quedado en el 48,81% según el Ministerio del interior, comparada con el 34,3% registrado en la segunda vuelta de los anteriores comicios regionales en 2004. En la primera vuelta la semana pasada, un 53,67% de las personas inscritas en los registros no habían acudido a las urnas.     LA