Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save The Children denuncia la situación de los niños refugiados evacuados del campo de Idomeni

EUROPA PRESS, 25 La organización humanitaria Save the Children ha denunciado la terrible situación que están viviendo la mayoría de los niños evacuados del campo de refugiados de Idomeni y realojados en nuevos campos, donde no tienen acceso a servicios básicos como comida, agua potable o un sitio donde dormir.
EUROPA PRESS, 25
La organización humanitaria Save the Children ha denunciado la terrible situación que están viviendo la mayoría de los niños evacuados del campo de refugiados de Idomeni y realojados en nuevos campos, donde no tienen acceso a servicios básicos como comida, agua potable o un sitio donde dormir.
Según la responsable de Save The Children en Grecia, Amy Frost, la mayor parte de las familias desplazadas de Idomeni se encontraron con unas condiciones "deplorables" a su llegada a los nuevos campos situados en el norte del país. Frost ha señalado la falta de alimentos, agua potable y saneamiento en los nuevos emplazamientos designados por el Gobierno de Grecia.
La organización humanitaria ha criticado la falta de coordinación y organización de las autoridades griegas y europeas, alegando que los nuevos campos podrían haberse preparado con antelación, evitando la actual situación. Frost ha añadido que "en Europa, en el año 2016, esto es totalmente inaceptable e inhumano" y que la falta de planificación está provocando que los afectados "sufran de forma innecesaria". Para muchos de los refugiados, las malas condiciones de vida en los nuevos campos es otra experiencia terrible que sumar a vivir durante meses en medio de la guerra y a haber logrado sobrevivir al peligroso viaje hacia Europa.
Save The Children ha estado distribuyendo comida, pañales y kits básicos en uno de los nuevos campos a los que han sido desplazados los anteriores residentes de Idomeni. La organización se ha reunido este miércoles con representantes del Gobierno griego para identificar cuáles son las necesidades más urgentes de los refugiados realojados.
La ONG ha exigido una mayor coordinación entre las autoridades y las organizaciones humanitarias para asegurar que los desplazados por el conflicto sirio, y en especial los niños, tengan cubiertas sus necesidades básicas. También ha demandado que se les permita a los desplazados solicitar asilo y que se les proporcione asistencia legal y traductores en todos y cada uno de los campos.
Otra propuesta que ha hecho la organización es que se registre a las familias refugiadas para que puedan ser localizadas en caso de que pierdan a alguno de sus miembros, y así poder evitar que muchos niños acaben solos a merced de posibles redes de trata.
Según datos de la ONG, durante los últimos cuatro meses, entre 4.000 y 9.000 refugiados han estado viviendo en el campo de Idomeni, situado en la frontera de Grecia con Macedonia. Del total de personas que residían en esa zona, al menos un 40 por ciento eran niños.