Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Schulz avisa a Davutoglu de que "la libertad de prensa no es un elemento negociable"

Admite que hay que cooperar con Ankara para atajar la crisis de refugiados
El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, ha trasladado al primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, que no está de acuerdo con la incautación del periódico 'Zaman', crítico con el Ejecutivo turco, y le ha avisado de que "la libertad de prensa no es un elemento negociable" de la identidad europea".
Schulz ha transmitido este mensaje a Davutoglu durante un encuentro que han mantenido antes de la celebración de la cumbre entre la Unión Europea y Turquía. El eurodiputado socialdemócrata ha dicho que ha "tomado nota" de "su explicación" del caso 'Zaman' pero le ha insistido en que, para la Unión Europea, "la libertad de medios es un elemento clave de nuestra identidad" y ha dejado claro que "no se puede llevar una acción policial contra un periódico independiente" cuando hay "un caso judicial" abierto.
"Está en desacuerdo con mi punto de vista. Esto no es una sorpresa", ha recalcado el eurodiputado alemán en una breve comparecencia ante la prensa tras su encuentro con Davutoglu en la sede del Parlamento Europeo.
"Yo no era el lector más entusiasta de 'Zaman' pero la libertad de medios no es un elemento negociable de nuestra identidad europea", ha zanjado Schulz, que ha admitido que "hay elementos preocupantes" en Turquía pero ha rechazado tachar al régimen turco como una dictadura.
En declaraciones a la prensa tras su llegada a la cumbre entre la UE y Turquía, centrada en la crisis de refugiados, Schulz ha dejado claro que es necesario actuar "rápido y de forma determinante". "Necesitamos la cooperación con Turquía, a margen de controversias políticas que existen", ha zanjado.
También ha subrayado la necesidad de buscar soluciones para las personas que necesitan de la protección internacional "con urgencia" como las familias de refugiados sirias o iraquíes y ha dejado claro que el ciudadano magrebí o pakistaní que "buscar una vida mejor" en Europa "es otra cosa" aunque también ha mostrado "mucha comprensión" por ello. "Cierto número de aquellos que actualmente llegan no son los que tienen necesidad de nuestra protección con urgencia", ha afirmado.