Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Secuestrados en Líbano un turco y un libanés tras el rapto de 20 sirios por una venganza de un clan chií

El clan chií libanés que ha secuestrado a 20 sirios niega estar implicado en estos dos nuevos raptos
Un ciudadano turco y uno libanés han sido secuestrados este viernes en dos sucesos distintos registrados en el norte de Líbano, según han informado fuentes de los servicios de seguridad al diario libanés 'The Daily Star'.
Estos dos raptos llegan días después de que un influyente clan chií libanés decidiera secuestrar a un turco y 20 sirios a los que acusa de formar parte del Ejército Sirio Libre y justificar su acción como respuesta a la captura de uno de sus miembros en territorio sirio por parte de este mismo grupo opositor armado.
El clan libanés, la familia Al Meqdad, se ha apresurado a negar su vinculación con estos dos nuevos secuestros. El ciudadano turco, identificado como Abdel Baseet Arslan, ha sido secuestrado el jueves por la noche por un grupo de hombres armados cuando circulaba en un camión de la marca Mercedes por la localidad de Choueifat.
Maher al Meqdad, portavoz del clan Al Meqdad, ha asegurado que no han tenido nada que ver con estos dos últimos secuestros. "La familia no tiene relación con el secuestro la pasada noche de Raya Zoheiry o el ciudadano turco en Choueifat", ha afirmado, en declaraciones a medios libaneses.
El empresario Zoheiry, fue raptado este jueves por la tarde en la localidad de Aramoun, en la misma región de Monte Líbano. Sus secuestradores han pedido un rescate de un millón de dólares, según han explicado sus familiares.
La familia Al Meqdad raptó la semana pasada a más de una veintena de personas, incluido un ciudadano turco, como represalia por la decisión del Ejército Libre Sirio (ELS), opositor al Gobierno de Bashar al Assad, de capturar a uno de sus miembros.
El clan ha destacado que Hezbolá, el partido-milicia chií libanés, aliado de al Assad, no ha participado en los secuestros y ha puntualizado que su adversario "es únicamente el ELS" y que quieren recuperar a su pariente.