Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Segunda oportunidad para Radovan Karadzic en La Haya

Las madres de las víctimas realizan una protesta delante del Tribunal ante el retraso del comienzo del juicio. Vídeo: ATLAStelecinco.es
Radovan Karadzic ha cumplió el lunes su amenaza de no asistir al inicio del juicio contra él en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia porque dice no haber tenido tiempo de preparar su defensa. Hoy previsiblemente hará lo mismo. Karadzic se enfrenta a nueve cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad y dos de genocidio, presuntamente ocurridos durante la guerra de Bosnia (1992-1995).
Karadzic boicotea el proceso porque dice que quiere tener más tiempo para preparar su defensa y, tras haber perdido dos recursos para aplazar su inicio, ha decidido ralentizarlo con la decisión de no presentarse. No se presentó ante el tribunal de La Haya el lunes y tampoco lo hará hoy, según ha dicho ya su abogado.
El juicio continúa hoy, a las 14.15 horas (13.15 GMT), con los alegatos de apertura de los fiscales, "tal como estaba planeado" para ayer.
El juez que preside el caso, Kwon O-gon, recordó en la sala que Karadzic puede empezar con sus alegatos iniciales una vez que la fiscalía acabe su parte, para lo cual cuenta con un total de 300 horas.
La fiscal Hildegard Uertz-Retzlaft se quejó de que la actitud de Karadzic "bloquea" la marcha del proceso.
Fuentes del TPIY precisaron que los jueces hasta el momento solamente "han invitado a Karadzic a asistir a su juicio" pero que los magistrados no han emitido ninguna otra orden sobre cómo proceder en el caso en que el acusado siga negándose a personarse.
Karadzic solicita en principio unos diez meses más para preparar su defensa, pero en una carta enviada a los jueces el pasado jueves comentó que al menos pide se le conceda "el tiempo medio de preparación de un juicio, que es de dos años".
Radovan Karadzic está acusado de crímenes de guerra y lesa humanidad, entre ellos dos cargos de genocidio, presuntamente ocurridos durante la guerra de Bosnia (1992-1995).