Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Serbia advierte en contra de interpretar el fallo contra Karadzic como "una condena colectiva"

El Gobierno de Serbia ha advertido en contra de interpretar el fallo contra el ex líder de la República Serbia de Bosnia y Herzegovina Radovan Karadzic por el genocidio y los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra (1992-1995) como "una condena colectiva".
"Es inadmisible imponer una condena colectiva contra ciertos pueblos por crímenes cometidos por individuos", ha dicho el ministro de Justicia, Nikola Selakovic, en la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria que el Gobierno ha celebrado este viernes.
"No permitiremos que nadie use ningún fallo para señalar con el dedo a nuestro pueblo y tampoco permitiremos que este veredicto sea usado para socavar la libertad y la supervivencia de la República de Srpska", ha afirmado, según el portal Balkan Insight.
Interrogado sobre el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY), Selakovic ha dicho que "todo crimen debe ser castigado". "Pero hay una sensación amarga", ha añadido, esgrimiendo que aún no hay sanción para los crímenes cometidos en suelo serbio.
El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, --que organizó una manifestación de apoyo a Karadzic cuando fue entregado a La Haya--, ya se expresó el jueves en el mismo sentido. "Quiero advertir a quienes piensen que pueden usar este fallo contra el ex presidente de la República de Srpska para un ataque político de que Serbia no lo permitirá", dijo.
40 AÑOS ENTRE REJAS
La corte internacional con sede en La Haya condenó el jueves a Karadzic a una pena de 40 años de prisión, tras considerarle culpable de diez de los once cargos que se le imputaban, incluidos los relacionados con la masacre de Srebrenica y el asedio de Sarajevo.
Karadzic era el máximo responsable de la autoproclamada República Srpska, la entidad serbia de Bosnia y Herzegovina, y dirigía a los serbobosnios secundado por el general Ratko Mladic, al mando de las fuerzas militares serbobosnias.
En los primeros días de julio de 1995, los militares serbobosnios bajo mando del general Ratko Mladic tomaron la localidad de Srebrenica, un enclave declarado por Naciones Unidas como zona segura, y mataron a los 8.000 varones musulmanes que capturaron, tras separarlos de mujeres, ancianos y niños.
El TPIY absolvió a Karadzic del otro cargo por genocidio que se le imputaba por los crímenes cometidos en diferentes municipalidades del país durante la guerra de Bosnia y Herzegovina (1992-1995), según ha informado la corte internacional en su cuenta de Twitter.
En la lectura del veredicto, el juez del TPIY O Gon Kwon aseguró que Karadzic es responsable de crímenes contra la Humanidad por las acciones cometidas en diversas municipalidades durante la guerra, así como del asedio de la capital del país, Sarajevo.
Karadzic es el más alto cargo que rinde cuentas ante el tribunal de La Haya más de dos décadas después del final de una guerra que acabó con la vida de unas 100.000 personas en Bosnia y Herzegovina y dejó el país con unas divisiones étnicas que todavía perduran.