Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Serbokosovares impiden al jefe de la misión de la UE acceder a uno de los pasos fronterizos del norte

"Bloquear a la UE es como bloquear el futuro a vuestro pueblo", advierte el jefe de EULEX
Varias decenas de serbokosovares han impedido al jefe en funciones de la misión policial y judicial de la UE en Kosovo (EULEX), Andy Sparkes, desplazarse hasta el puesto fronterizo número 31 en el norte de Kosovo para visitar a varios agentes de la misión allí desplegados con la colocación de barricadas a la altura de Zupce.
Sparkes viajaba en un convoy acompañado por el comandante de la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR), el general alemán Erhard Drews. Sólo los vehículos de la misión europea fueron bloqueados, según ha informado la misión europea en un comunicado.
El jefe de EULEX ha reclamado que los responsables de levantar las barricadas asuman la responsabilidad de retirarlas y ha trasladado al represente de la localidad que la retirada de estos obstáculos constituye un requisito previo para mejorar el Estado de Derecho y restablecer la libertad de movimiento. El comandante de KFOR también ha instado a restablecer el libre movimiento en el norte de Kosovo de forma permanente e incondicional.
Sparkes ha advertido a los serbokosovares del flaco favor que se hacen con esta conducta al insistir en que impedir la libertad de movimiento de los miembros de EULEX en el norte de Kosovo "no envía un mensaje bueno a los Estados miembros de la UE que han dado a EULEX su mandato y total apoyo".
"Bloquear a la Unión Europea es como bloquear el futuro a vuestro pueblo. Es una acción contraria a las aspiraciones de las comunidades de una perspectiva en la UE", ha advertido.
La Comisión Europea propuso el pasado 12 de octubre "conceder a Serbia el estatus de candidato" a entrar en la UE "con el entendimiento de que Serbia se reimplique en el diálogo con Kosovo y avance rápidamente en la aplicación de los acuerdos alcanzados hasta la fecha" con Prístina y advirtió de que sólo recomendaría a los Veintisiete abrir las negociaciones de adhesión una vez que Belgrado diera "más pasos" para cumplir "la prioridad clave" que es "normalizar las relaciones con Kosovo". Los Estados miembros todavía tienen que dar su visto bueno.
La tensión en la zona ha vuelto a aumentar después de que Prístina decidiera desplegar a policías y agentes de aduanas en los pasos fronterizos del norte de Kosovo para controlar la frontera el pasado mes de julio. Los serbokosovares respondieron levantando barricadas en una decena de comunidades del norte, para impedir los accesos a los pasos fronterizos.
Aunque Belgrado y Prístina llegaron a principios de septiembre a un acuerdo mediado por la UE para reconocer los sellos aduaneros de Kosovo y levantar el embargo comercial en ambas direcciones con el que las partes respondieron a los nuevos enfrentamientos de julio, los serbios siguen rechazando que agentes de aduanas kosovares patrullen los pasos fronterizos y se han producido varios enfrentamientos entre serbokosovares y las fuerzas de la OTAN por estas barricadas.