Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Servicio Penitenciario dice que no hay razón para permitir a Timoshenko recibir a la prensa en la cárcel

Las autoridades penitenciarias ucranianas han manifestado este martes que no existen fundamentos para aceptar la petición de la exprimera ministra Yulia Timoshenko, condenada a siete años de cárcel por abuso de poder, para que se le permita a periodistas acceder a ella en la cárcel.
"Todas las peticiones de la prisionera Timoshenko sobre el acceso de representantes de los medios de comunicación son consideradas por la administración de la prisión. No hay razón ni oportunidad para satisfacer dichas solicitudes", ha indicado el Servicio Penitenciario a través de un comunicado.
En el mismo, ha recordado que la exprimera ministra es una preso que "cumple su condena por cometer graves crímenes" y que "ni siquiera está en prisión, sino en un hospital". "En el hospital hay una habitación para ella en la que, de ninguna manera, se pueden dar ruedas de prensa", ha remachado, según ha recogido el diario ucraniano 'The Kiev Post'.
Timoshenko fue condenada a consecuencia de la firma de un acuerdo de suministro de gas con Rusia en 2009 que supuso grandes pérdidas económicas para el Gobierno ucraniano. La condena le fue impuesta en octubre de 2011 tras un polémico juicio que, según Estados Unidos y varios países occidentales, tenía motivaciones políticas.
El presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, ha declarado en reiteradas ocasiones que no puede ordenar la liberación de Timoshenko ya que se encuentra a la espera de ser juzgada por evasión fiscal y malversación de fondos, al tiempo que está siendo investigada por un caso de asesinato. La exprimera ministra niega todos los cargos.