Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seúl denuncia los "inmorales" insultos de Corea del Norte a la presidenta Park

El Gobierno surcoreano ha denunciado este lunes los "inmorales" insultos lanzados este domingo desde el régimen norcoreano a la presidenta de Corea del Sur, Park Geon Hye, a la que calificaron de "prostituta de Estados Unidos" por la alianza militar entre Seúl y Washington. Además, estas declaraciones suponen un incumplimiento del acuerdo bilateral de no difamación y calumnia pactado en febrero.
Estas fuertes palabras tienen su origen en una declaración del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, un órgano gubernamental norcoreano, y ha sido publicado tras la reciente visita del presidente estadounidense, Barack Obama, a Corea del Sur.
"Lo que Park ha hecho con Obama esta vez nos recuerda a una muchacha indiscreta que pide sinceramente a un gángster que pegue a alguien, o a una zorra caprichosa que pide a su pimpollo que haga daño a otra persona mientras se acuesta con él", señala el texto.
Ya el lunes, el portavoz del Ministerio para la Unificación surcoreano, Kim Eui Do, ha denunciado que estas declaraciones suponen una violación del pacto de no difamación y calumnia pactado entre ambas partes. "Desde que (las dos Coreas) acordaron suspender las calumnias y difamación en febrero, las autoridades surcoreanas han cumplido fielmente el acuerdo", ha indicado Kim en declaraciones recogidas por la agencia de noticias surcoreana Yonhap.
"Las autoridades norcoreanas, que deben responsabilizarse de la vida del pueblo norcoreano, se están dedicando al desarrollo nuclear, en lugar de cuidar al pueblo", ha denunciado Kim en referencia a las recientes informaciones sobre una supuesta reactivación del programa nuclear norcoreano con vistas a la realización de una nueva prueba nuclear.
"Aunque nuestro Gobierno había propuesto al Norte un camino de coexistencia para ayudar al pueblo norcoreano, al que no se han garantizado las condiciones mínimas de una vida humana, Pyongyang lo rechazó haciendo reclamaciones sin razón", ha añadido Kim, quien ha instado a Corea del Norte a tomar el camino de la coexistencia y armonía entre los dos pueblos.