Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seúl afirma que el despliegue del sistema de defensa antimisiles de EEUU sería útil para defender el país

El Gobierno de Corea del Sur ha afirmado este viernes que el despliegue del sistema de defensa antimisiles estadounidense THAAD en el país sería útil para defender el territorio de las amenazas de Corea del Norte, según fuentes oficiales.
"Nuestro gobierno considerará todas las medidas para prepararse contra las amenazas balísticas de Corea del Norte. Si Estados Unidos despliegan los THAAD, ayudará a nuestra seguridad nacional y defensa", han agregado.
Estas declaraciones, han sido formuladas horas después de que el diario estadounidense 'The Wall Street Journal' apuntara que Washington podría anunciar la semana que viene que ambos países están negociando dicho despliegue.
Sin embargo, estas fuentes han recalcado que "al Gobierno surcoreano no se le han ofrecido negociaciones con el Gobierno estadounidense", según ha informado el diario surcoreano de noticias Yonhap.
Seúl afirmó el jueves que es posible que Corea del Norte realice un disparo de un misil de largo alcance de forma "abrupta", si bien recalcó que aún no ha declarado una zona de exclusión de navegación.
"Es probable que Corea del Norte lo haga de forma abrupta si decide llevar a cabo actos provocativos de importancia en el futuro", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa, Kim Min Seok.
Por su parte, el portavoz del Gobierno de Japón, Koichi Hagiuda, aseguró el jueves que Tokio está recopilando "con gran interés" la información sobre los movimientos relacionados con un posible lanzamiento por parte de Corea del Norte.
Corea del Norte vuelve a estar en el foco de la comunidad internacional por la prueba nuclear que llevó a cabo el pasado 6 de enero, la cuarta de su historia.
Está previsto que Naciones Unidas apruebe una nueva batería de sanciones contra el régimen de Kim Jong Un por este ensayo atómico, tal y como hizo tras los tres anteriores.
Las medidas punitivas impuestas por el Consejo de Seguridad prohíben expresamente a la nación asiática hacer pruebas nucleares y lanzar misiles, así como continuar desarrollando ambas industrias.
Corea del Norte justifica su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.
Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.