Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Shabaab confirma la muerte del 'cerebro' del atentado en la Universidad de Garissa

La milicia islamista somalí Al Shabaab ha confirmado la muerte del 'cerebro' del atentado perpetrado en abril de 2015 contra la Universidad de Garissa, en Kenia, que se saldó con la muerte de 148 personas.
En un balance de bajas publicado durante el fin de semana, el grupo ha informado de la muerte de Mohamed Mohamud, alias 'Kuno', cuya muerte fue anunciada por las autoridades somalíes el 1 de junio, según ha recogido la emisora Radio France Internationale.
El gobernador de la región de Jubalandia detalló entonces que aviones militares bombardearon posiciones de la milicia islamista Al Shabaab --que reclamó la autoría del atentado-- en los alrededores de Kismayo, matando a Mohamud.
El Gobierno de Kenia había ofrecido una recompensa de 20 millones de chelines (casi 200.000 euros) por cualquier información que conduzca a la captura de 'Kuno', al que identifica como el criminal "más buscado" del país.
El miliciano ya estaba en el radar de las autoridades kenianas como presunto responsable de la cadena de atentados perpetrada en 2014 contra la región costera, en los que murieron decenas de personas.
El líder yihadista era un ciudadano keniano que abandonó su trabajo como director de una madrasa en la localidad de Garissa para sumarse a las filas de la Unión de Cortes Islámicas, embrión de Al Shabaab, en 2009.
EL ATAQUE A LA UNIVERSIDAD
Milicianos de Al Shabaab asaltaron la Universidad de Garissa haciéndose pasar por fieles que iban a rezar a la mezquita del campus. Los milicianos tomaron como rehenes a decenas de estudiantes cristianos en una crisis que duró varias horas y que se saldó con 147 muertos.
La milicia reivindicó la autoría de este ataque explicando que se trata de una respuesta a la intervención militar keniana en Somalia. La secta islamista amenazó con provocar "un baño de sangre" en el país vecino.
Al Shabaab ya asaltó el 21 de septiembre de 2013 el centro comercial Westgate de Nairobi, que se saldó con 72 muertos y unos 200 heridos. Entonces también liberó a los rehenes musulmanes y retuvo a los cristianos hasta el fin de la toma.