Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de Shalit pide la libertad para su hijo en el tercer aniversario de su cautividad

Decenas de personas se manifiestan cuando se cuemplen tres años del secuestro del soldado israelí Gilad Shalit, frente a la Comisión Europea, en Bruselas (Bélgica), el 25 de junio de 2009. EFEtelecinco.es
El padre del soldado israelí Guilad Shalit, su hermano y varias organizaciones de derechos humanos pidieron hoy a los gobiernos de Israel y de Gaza su liberación al cumplirse el tercer aniversario de su captura por grupos armados palestinos.
"Mi exigencia hoy es que todo ciudadano, hombre o mujer, joven o viejo, cierre sus ojos durante tres minutos.. y que trate de imaginar lo que mi hijo Guilad está pasando", dijo Noam Shalit, padre del militar cautivo, en declaraciones a la Radio Militar.
"Un joven espera con ansiedad, no tres minutos, no tres horas, no tres días, sino tres años en la oscuridad y la desesperación", agregó.
Guilad Shalit fue capturado el 25 de junio de 2006 en una incursión de milicianos palestinos a un puesto de observación israelí junto a la frontera con Gaza, en un ataque en el que murieron otros dos militares.
La acción armada, de la que se responsabilizaron el brazo armado del movimiento islamista Hamás, los Comités Populares de Resistencia y un autodenominado Ejército del Islam, desencadenó una ofensiva israelí en la franja durante casi un mes, en la que murieron 165 palestinos.
En los últimos tres años Israel y Hamás han negociado con la mediación de Egipto para concretar un canje de prisioneros, que no acaba de fraguar por las diferencias sobre cuántos palestinos serán liberados de cárceles israelíes.
Hamás exige unos 1.450 y entre ellos varias decenas que cumplen condena por los atentados suicidas más sangrientos en centros urbanos israelíes.
Asimismo, forma parte inseparable de la negociación el levantamiento del bloqueo que Israel impuso a la franja palestina desde el día de la captura de Shalit.
El hermano del soldado hizo hoy una petición al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para que retome las negociaciones del canje.
"Guilad está todavía con vida y es su responsabilidad y obligación devolverlo a casa", declaró Yoel Shalit a la misma emisora.
La familia y un grupo de acción que se encarga de mantener el caso en la agenda pública israelí, han convocado esta noche una manifestación multitudinaria frente al Ministerio de Defensa para exigir a su gobierno que negocie.
Según un sondeo del Instituto Smith, el 69 por ciento de los israelíes está dispuesto a que libere a "terroristas con las manos manchadas de sangre" -eufemismo de "con víctimas"- a cambio del militar.
Capturado cuando tenía 18 años, Shalit no ha sido visitado por representantes de ninguna organización de derechos humanos. Con la ayuda de mediadores internacionales en este período pudo enviar a su familia tres cartas y un vídeo.
Hoy, en un comunicado, la organización de derechos humanos Betselem, insta a Hamás a permitir las visitas de la Cruz Roja Internacional y a que el soldado pueda contactar con su familia.
"Las circunstancias de su captura y el comportamiento de sus captores indican de forma clara que legalmente es un rehén", refiere la nota al exigir su liberación "inmediatamente".