Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sigue el desacuerdo en República Checa para ratificar el Tratado de Lisboa

El primer ministro checo Mirek Topolanek (c),el ministro de Medio Ambiente, Martin Bursik (d), el ministro de Desarrollo Regional Jiri Cunek (i), en el Parlamento checo, el 22 de octubre de 2008 en Praga. EFE/Archivotelecinco.es
Una vez más el Parlamento checo ha retrasado el debate sobre el proceso de ratificación del Tratado de Lisboa, que será retomado el próximo día 17, a propuesta del principal partido de la coalición de Gobierno.
De esta forma, la República Checa alarga la controvertida situación de presidir este semestre la Unión Europea al tiempo que es el único socio comunitario que aún no se ha pronunciado sobre el documento.
La principal causa del retraso es la discusión sobre la necesidad de una reforma parlamentaria que impida al Gobierno transferir competencia a Bruselas sin el consentimiento del Legislativo.
La decisión de la Cámara baja de interrumpir hoy el trámite parlamentario contó con el apoyo de los gobernantes Partido Democrático Ciudadano (ODS) y Unión Democristiana (KDU-CSL), y el opositor Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSCM).
La propuesta fue apoyada por 115 de los 194 diputados presentes en la sesión de hoy, según informaron los medios locales.
ODS fue el principal propulsor de este nuevo aplazamiento, ya que antes quiere tener los dictámenes de las comisiones parlamentarias preceptivas.
Una parte importante de los legisladores de la formación conservadora, que preside el primer ministro Mirek Topolanek, también quiere ratificar antes los tratados sobre el radar antimisiles suscritos con Washington.
Por otro lado, el Partido Comunista insistió hoy en solicitar un referéndum popular y anunció que tratará de sacar adelante una proposición de Ley al respecto.
El Parlamento de Praga ya suspendió el pasado mes de diciembre el debate parlamentario sobre Lisboa, que fue retomado el martes con la intención inicial de someterlo a votación hoy.