Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Simón Peres: "Un alto el fuego no tiene ningún sentido"

La comunidad internacional busca un alto el fuego en Gaza. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Al tiempo que las tropas israelíes avanzan en Gaza, el presidente de Israel, Simón Peres, ha rechazado la posibilidad de declarar un alto el fuego "porque no tiene ningún sentido", aunque señala que el objetivo no es ocupar la ciudad palestina, sino dar "una lección a Hamás", a quien acusa de "bajo las órdenes de Irán". Por otro lado, la oposición de EEUU ha impedido que los quince miembros del Consejo de Seguridad de la ONU fueran capaces de consensuar una declaración en la que se pidiera el alto el fuego inmediato en Gaza y el sur de Israel. Los países árabes habían pedido al Consejo que hiciera un llamamiento al alto el fuego inmediato, después de que el Ejército de Israel iniciara la invasión de Gaza.

 

"No tenemos intención ni de ocupar Gaza ni de aplastar a Hamás, sino de acabar con el terror. Y Hamás necesita una lección seria y real. Ahora la están recibiendo", ha declarado de forma tajante Peres en una entrevista a la cadena norteamericana 'ABC News'. Además, el dirigente israelí ha hecho caso omiso de las peticiones internacionales para un posible alto el fuego que detenga las hostilidades. "No aceptaremos la idea de que Hamas continúe atacándonos y no declararemos un alto el fuego. No tiene ningún sentido", ha dicho.
En referencia a Hamás, Peres ha añadido que "no pueden explicar por qué están disparando y no pueden esconder que actúan bajo las órdenes de Irán". "Irán tiene dos satélites en Oriente Medio, Hizbulá en Líbano y Hamás en Gaza", apuntó.
La ONU no se pone de acuerdo
La declaración de Simón Peres ha tenido lugar después de una nueva reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y que por tercera vez ha terminado sin acuerdo. "Como presidente del Consejo tengo que decir que no hubo acuerdo entre los miembros tras la larga sesión de consultas mantenida, aunque sí hubo fuertes convergencias para instar a un alto el fuego inmediato, permanente y plenamente respetado", ha anunciado el embajador de Francia ante la ONU, Jean Maurice Ripert, al final de la reunión.
Ripert, que este mes preside el Consejo, ha explicado que durante la reunión los miembros de ese órgano coincidieron en "una profunda preocupación por la escalada de la violencia y el deterioro de la situación en Gaza y el sur de Israel".
Ha añadido que también coincidieron en la necesidad de instar a ambas partes a que protejan a la población civil y en apoyar "todos los esfuerzos diplomáticos regionales e internacionales que se llevan a cabo para resolver la crisis".
El embajador adjunto de EEUU ante la ONU, Alejandro Wolff, explicó que en vista de que Hamás no atiende al llamamiento del cese de la violencia que el máximo órgano de Naciones Unidas emitió la semana pasada, una nueva declaración "no tendría base para el éxito" y ello "no reforzaría al Consejo".
Antes de que comenzara la reunión, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró su "preocupación y decepción" por la nueva etapa en la que ha entrado el conflicto en Gaza.
 
 
KOD