Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Simone Gbagbo rechaza los cargos contra ella por crímenes contra la Humanidad

La ex primera dama de Costa de Marfil Simone Gbagbo ha rechazado este miércoles los cargos que pesan contra ella por crímenes contra la Humanidad, denunciando además que fue víctima de un intento de violación durante su periodo de detención.
Gbagbo, que ha hablado durante casi dos horas sin interrupción ante el tribunal, ha tenido palabras para su marido, el expresidente Laurent Gbagbo, del que ha dicho que fue "deportado de forma indigna" al Tribunal Penal Internacional (TPI), según ha informado la emisora Radio France Internationale.
En su intervención, ha dado respuesta a cada uno de los cargos que pesan contra ella, afirmando una vez más que el actual mandatario, Alassane Ouattara, no logró la victoria en las elecciones presidenciales de 2010, que derivaron en un estallido de violencia.
"La crisis poselectoral se debió a la negativa de Ouattara, con la ayuda de las autoridades francesas, de respetar la Constitución de Costa de Marfil", ha manifestado, asegurando que no es culpable de ninguno de los cargos que se le imputan.
La Fiscalía sostiene que la ex primera dama fue uno de los dirigentes del gobernante Frente Popular Marfileño (FPI) que planearon la violenta ofensiva contra los partidarios del presidente electo, Ouattara.
Gbagbo, una de las figuras de peso en el Gobierno de su marido, se enfrentará a la Justicia nacional porque el Ejecutivo de Ouattara se ha negado a entregarla al TPI, esgrimiendo que el sistema marfileño está preparado para procesarla.
El expresidente, en cambio, tendrá que responder ante el TPI por la breve guerra civil que desató su negativa a entregar el poder en los comicios de hace seis años y que se saldó con 3.000 muertos y miles de desplazados internos.
El juicio contra la ex primera dama es el primero que se celebra en Costa de Marfil por crímenes contra la Humanidad.