Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Singh y Sharif ponen en manos del Ejército la normalización del conflicto de Cachemira

El primer ministro de India, Manmohan Singh, y su homólogo paquistaní, Nawaz Sharif, han dejado en manos de los jefes de los respectivos Ejércitos el planteamiento de una estrategia para resolver el conflicto territorial de Cachemira en la primera reunión entre jefes de Gobierno de ambos países desde 2010.
El encuentro, protagonizado este domingo en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, supone una "primera toma de contacto" para intentar normalizar las relaciones bilaterales, también deterioradas por la amenaza terrorista procedente de los grupos talibán paquistaníes.
La reunión tiene lugar tras un encendido discurso del primer ministro indio en el que acusó a Pakistán de ser "el epicentro del terrorismo en la región" y "ejemplo de Estado patrocinador de terroristas". Además, Singh había cerrado la puerta a cualquier tipo de negociación sobre el territorio de Cachemira que ambos países se disputan desde 1947.
En este sentido, ambos líderes han acordado dejar en manos de sus respectivos jefes del Estado Mayor del Ejército el planteamiento de una estrategia para restaurar el alto el fuego en la frontera y para asegurarse de que se mantiene en vigor tras los incidentes de los últimos meses entre ambos Ejércitos.
Un soldado indio fue decapitado el pasado mes de enero en un ataque en la Línea de Control que separa ambos países, y otros cinco militares fallecieron por disparos de soldados paquistaníes el mes pasado.
En el encuentro, Pakistán se ha comprometido también a perseguir a los responsables del ataque terrorista de 2011 de Bombay en el que fallecieron 164 personas a manos de un grupo armado asociado a los talibán paquistaníes. Sharif ha prometido avances en este sentido ya que la comisión judicial paquistaní ha regresado de India con las declaraciones de testigos y sospechosos del asalto.
Fuentes del Gobierno indio han calificado el encuentro, que ha durado una hora, de "útil" al tratarse de "una oportunidad para entablar un acercamiento de alto nivel", según declaraciones recogidas por la cadena india NDTV.