Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siria condena el asesinato de tres periodistas de Al Manar en Maalula

El ministro de Información de Siria, Omran al Zubi, ha afirmado este lunes que el asesinato de tres periodistas de la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al partido-milicia chií Hezbolá, por disparos de milicianos opositores en la localidad siria de Maalula es "un crimen más en el historial del terrorismo 'takfiri' en Siria".
En una llamada telefónica a la cadena, Al Zubi ha alabado a Al Manar, a Hezbolá y a las familias de los mártires y ha expresado sus condolencias por la muerte de Hamza Haj Hassan, Mohamad Mantash y Halim Alwa, según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.
Asimismo, ha asegurado que "la guerra contra el terrorismo en Siria es crucial y determinará el destino del Islam, la Cristiandad y la nación árabe", al tiempo que ha expresado su confianza en que "Siria y la resistencia vencerán al terrorismo y a los enemigos de la nación".
Al Manar ha informado que otros dos miembros de su equipo han resultado heridos pero se encuentran estables. En un comunicado, la cadena ha acusado a "terroristas" de matar los tres reporteros.
El equipo de Al Manar estaba en la histórica ciudad cristiana de Maalula para cubrir los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales, respaldadas por combatientes de Hezbolá, y los insurgentes, principalmente yihadistas, que tomaron el control de la localidad el pasado diciembre. Los combates se han saldado con la toma del control de la localidad por parte del Ejército.
Los fallecidos "murieron tras caer en un ataque perpetrado por (...) terroristas en las afueras de Maalula durante la cobertura de la toma por parte del Ejército sirio de la localidad", ha precisado la cadena de Hezbolá.
La cadena de televisión ha difundido imágenes de un coche acribillado a balazos en el que asegura que viajaba su equipo cuando fue atacado.
El presidente libanés, Michel Suleiman, ha condenado el ataque, afirmando a través de su cuenta en Twitter que "asesinar a periodistas es un acto cobarde".
Por su parte, el exprimer ministro y líder de Al Mustaqbal, Saad Hariri, ha indicado que la muerte de los tres periodistas es el resultado de la participación de Hezbolá en el conflicto y ha resaltado que Líbano sólo conseguirá la estabilidad cuando el partido-milicia se retire del país vecino.