Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solo el 28% de los brasileños apoya al nuevo gobierno y la mitad se decantan por nuevas elecciones

El 68,2% cree que Rousseff será cesada definitivamente y el 50,3% quiere elecciones anticipadas este mismo año
El Gobierno del presidente interino de Brasil, Michel Temer, solo cuenta con el respaldo del 28 por ciento de los ciudadanos casi un mes después de que tomara las riendas del país tras apartar el Senado de su cargo a la presidenta Dilma Rousseff para investigarla por maquillar las cuentas fiscales.
Según el sondeo de MDA Pesquisa realizado para la Confederación Nacional del Transporte (CNT), el nuevo Ejecutivo solo cuenta con una valoración positiva del 11,3 por ciento, mientras que el 30,2 por ciento considera regular su gestión.
En cuanto a la valoración personal de Temer, quien era vicepresidente de Rousseff y es miembro del PMDB, solo el 33,8 por ciento aprueban su labor, mientras que el 40,4 por ciento se muestran en contra y el 25,8 por ciento no opinan.
Este es el primer sondeo desde que Temer asumió la presidencia de forma interina y pese a ser negativo, es mejor al que tenía Rousseff a principios de año, con una desaprobación del 73,9 por ciento.
Por otra parte, el 46,6 por ciento considera que las corrupción en este gobierno es igual que la que había en el anterior ejecutivo del Partido de los Trabajadores, frente al 28,3 por ciento que considera que será menor y el 18,6 por ciento que cree que será mayor. Además, el 54,8 por ciento de los entrevistados consideran que no ha habido cambios en el país con el nuevo gabinete.
IMPEACHMENT Y FUTURO DE ROUSSEFF
En otro orden de cosas, el 62,4 por ciento de los brasileños se muestra a favor de que Rousseff haya sido apartada del cargo para ser investigada durante un plazo de 180 días, tras lo cual podría ser destituida de forma definitiva. Frente a ellos, el 33 por ciento cree que el Senado se equivocó.
En cuanto al resultado del 'impeachment', el 68,2 por ciento considera que Rousseff será cesada de forma definitiva y Temer asumirá el cargo para el resto de la legislatura, mientras que el 25,3 por ciento cree que la líder del PT volverá al Palacio de Planalto.
El 50,3 por ciento de los consultados se ha mostrado partidario de que se celebren elecciones anticipadas este mismo año, en lugar de en 2018 como estaba previsto, mientras que el 46,1 por ciento se muestran contrarios. Brasil celebró elecciones presidenciales en el otoño de 2014.
El sondeo ha sido realizado sobre una muestra de 2.002 personas en todas las regiones del país y tiene un margen de error de 2,2 puntos porcentuales, con un nivel de confianza del 95 por ciento.