Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Steinmeier confirma la "desaparición" de los alemanes y organiza la gestión de crisis

Una patrulla monta guardia en una calle de Saná (Yemen), hoy. Siete ciudadanos alemanes, un británico y una coreana han sido secuestrados en la provincia yemení de Saada, en el noroeste de Yemen. EFEtelecinco.es
El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, confirmó hoy la "desaparición" de siete alemanes, presuntamente secuestrados en el noroeste del Yemen junto a un británico y una coreana, y aseguró estar en contacto continuo con las autoridades yemeníes para resolver el caso.
"Lamentablemente tenemos que confirmar que desde ayer están desaparecidos. No hay ninguna novedad sobre el caso y nuestra embajada está directo contacto con las autoridades yemeníes para esclarecer la situación", afirmó el ministro.
En el departamento de Exteriores se ha establecido una comisión de crisis que coordina los pasos a seguir, siguió Steinmeier, que de acuerdo a la práctica del gobierno de Berlín en estos casos observó la máxima cautela al informar sobre el asunto y evitó el término "rehenes".
Según fuentes yemeníes, el secuestro se produjo en la provincia de Saada, en el noroeste de Yemen y los capturados alemanes son un técnico alemán, su mujer, tres niños y dos enfermeras.
La agencia oficial yemení asegura que las autoridades creen que tras el secuestro se encuentra la organización chií "Yamaa al Juti", uno de los grupos insurgentes que operan en el norte del país.
El grupo de secuestrados fue dado por desaparecido ayer cuando se encontraba de excursión en la región de Garaz, en el sur de Saada.
Junto a los ciudadanos alemanes fueron secuestrados un técnico británico y una profesora coreana, según SABA, que asegura que trabajan en el hospital estatal Al Yumhuri en Saada, a 240 kilómetros al noroeste de la capital yemení.
Tras el secuestro, las autoridades han lanzado una operación de búsqueda en la provincia, donde el viernes miembros de una tribu yemení pusieron en libertad a varios miembros del personal sanitario de otro hospital de Saada, formado por seis filipinos, cuatro indios, dos egipcios y varios familiares, que habían sido secuestrados el jueves.