Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suecia alega que Assange no está detenido y "puede abandonar la Embajada en cualquier momento"

El Gobierno de Suecia ha criticado el dictamen difundido este viernes por el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria, que ha cuestionado la actual reclusión de Julian Assange, y ha alegado que el fundador de Wikileaks "es libre para abandonar la Embajada (de Ecuador en Londres) en cualquier momento".
El Ministerio de Exteriores sueco ha hecho público un comunicado en el que se agarra a la opinión discrepante del grupo de Naciones Unidas para recordar que Assange ha utilizado la Embajada de Ecuador para "evitar el arresto". En este sentido, ha subrayado que los expertos internacionales no tienen potestad para analizar casos de "fugitivos en autoconfinamiento".
El fundador de Wikileaks entró en junio de 2012 en la legación diplomática ecuatoriana para evitar ser deportado a Suecia, donde tiene pendiente una investigación por presuntos delitos sexuales. Assange se ha ofrecido a colaborar pero teme que su traslado al país nórdico sea un primer paso para ser enviado a Estados Unidos.
El Gobierno de Suecia ha reiterado este viernes que no ha recibido ninguna petición de extradición y ha apuntado que Assange ha decidido, "voluntariamente", permanecer más de tres años y medio encerrado. "Las autoridades suecas no tienen ningún control sobre su decisión", ha añadido.
El Ministerio ha apuntado, por tanto, que "Assange es libre de abandonar la Embajada en cualquier momento", una tesis que también han esgrimido las autoridades británicas para negar la "detención arbitraria" a la que ha aludido el grupo de expertos de Naciones Unidas.
Por otra parte, la nota también recoge una defensa de la independencia de poderes en Suecia. El Gobierno ha explicado que la investigación sobre Assange --de momento "preliminar"-- parte de las autoridades judiciales y que el poder ejecutivo no tiene capacidad para "interferir" en ella.