Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suecia asegura que no extraditará a Assange a EEUU si hay riesgo de que sea condenado a pena de muerte

El Gobierno de Suecia ha aseverado este martes que no extraditará al fundador de Wikileaks, Julian Assange, a Estados Unidos, en el caso de que pueda ser condenado a pena de muerte por revelación de secretos de Estado.
"Nunca entregaremos a una persona que se vea amenazada por la pena de muerte", ha dicho la subdirectora de Asuntos Penales y Cooperación Internacional del Ministerio de Justicia, Cecilia Riddselius, en declaraciones al diario alemán 'Frankfurter Rundschau'.
A pesar de ello, la funcionaria sueca no ha descartado por completo la extradición de Assange a Estados Unidos, aunque ha apuntado que para ello deberían darse "condiciones estrictas".
Si bien, ha recordado que, de momento, Washington no ha solicitado ni a Londres ni a Estocolmo que extraditen al fundador de Wikileaks, ya que ni siquiera ha emprendido acciones legales en su contra.
La Fiscalía de Suecia ha explicado a la cadena británica BBC que es necesario que Assange esté en el país escandinavo para seguir adelante con la investigación en su contra por la supuesta comisión de varios delitos sexuales.
El Gobierno de Ecuador concedió la semana pasada asilo político a Assange, que lleva un mes refugiado en la Embajada del país andino en Londres, pero Reino Unido se ha negado a concederle un salvoconducto, insistiendo en que tiene la "obligación legal" de extraditarle a Suecia.
Assange solicitó asilo político argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, donde supuestamente se está celebrando un juicio secreto, sin que Australia, su país de origen, lo impida.
El fundador de Wikileaks asegura que es víctima de una "persecución política" por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.