Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gesto heroico de una mujer sueca frente a los neonazis

Ante el avance de la intolerancia, la dignidad se planta. Y la dignidad es la de una mujer que se ha convertido en la heroína de Suecia: activista, hermosa, negra.., con una valentía de la que no se suele ver y que le llevó a plantarse ante los neonazis que marchaban por una ciudad del centro de Suecia. Para pararles sin más arma que su puño en alto. El momento lo inmortalizó el fotógrafo David Lagerlof. Es la imagen que se ha hecho viral, que ha recorrido las redes sociales. Primero en los países escandinavos y luego en el resto del mundo. En este mundo mediático en el que parece que las cosas no existen hasta que no incendian la Red porque el movimiento antifascista del que forma parte  Tess Asplund lleva años en activo. La escena que protagoniza esta mujer coraje  ha sido calificada ya como icónica porque resume el delicado momento en el que vive la sociedad sueca: inmersa en un proceso de integración de miles de refugiados, de endurecimiento de las políticas de asilo y de un aumento del apoyo popular al partido anti inmigración.