Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo de EEUU acepta revisar la orden de Obama para evitar la deportación de millones de inmigrantes

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha aceptado este martes pronunciarse sobre si el presidente, Barack Obama, tiene la autoridad para permitir que millones de inmigrantes ilegales puedan permanecer y trabajar en Estados Unidos sin ser deportados.
Según el 'Washington Post', lo más probable es que el Supremo aborde el caso el próximo abril y que el veredicto se produzca en junio. Este era el último intento que tenía la Administración para conseguir aplicar antes del próximo enero un programa anunciado por Obama en 2014 que afectaría a cuatro millones de personas.
El programa Acción Diferida para Padres de Americanos y Residentes Permanentes Legales (DAPA) permitiría que los que estuvieran en esa situación permanecieran en el país y solicitaran permisos de trabajos si llevaban ya más de cinco años y no habían cometido ningún delito.
Sin embargo, esta orden ejecutiva, adoptada por Obama ante la imposibilidad de sacar adelante la medida en un Congreso dominado por los republicanos, se topó con el rechazo de 26 estados, con Texas a la cabeza, que recurrieron el DACA ante los tribunales. Un juez federal de Texas emitió una sentencia suspendiendo su aplicación.