Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo permite que Loures, denunciado junto a Temer por corrupción pasiva, cumpla arresto domiciliario

El magistrado Edson Fachin, responsable de la investigación de la trama de Petrobras en el Tribunal Supremo Federal (TSF) de Brasil, ha ordenado este viernes liberar al exdiputado del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) Rodrigo Rocha Loures, detenido hace más de un mes tras ser acusado de recibir un soborno de la empresa cárnica JBS destinado al presidente, Michel Temer.
El Supremo ha ordenado la salida de Loures de la prisión de la Policía Federal de Brasilia, donde se encontraba desde su detención, a cambio de cumplir algunas medidas cautelares, entre ellas, la del arresto domiciliario, según ha informado la estatal Agencia Brasil.
Loures deberá permanecer en su vivienda desde las 20.00 hasta las 6.00 horas de lunes a viernes y durante toda la jornada durante los sábados, domingos y festivos, y portará una tobillera electrónica para poder estar supervisado continuamente.
La Fiscalía defendió la detención del exdiputado señalando que Loures es el "verdadero 'longa manus' del presidente Michel Temer". Esta es una expresión en latín que se usa para describir a quien actúa como ejecutor de las órdenes ajenas.
Loures también está incluido en la última denuncia presentada por el procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, ante el Supremo contra el presidente, Michel Temer, por un delito de corrupción pasiva.
Con esta decisión, Fachin ha entendido que Loures puede recibir el mismo beneficio que otros de los investigados a raíz de las declaraciones de los propietarios de JBS, como la hermana del senador Aécio Neves, Andrea Neves; o el primo de ambos, Frederico Pacheco, que obtuvieron permiso para cumplir arresto domiciliario.
El Código Penal brasileño define el delito de corrupción pasiva como el acto de "solicitar o recibir, para sí mismo o para otra persona, de forma directa o indirecta, incluso sin asumir el cargo público o antes de hacerlo, pero en razón de él, una ventaja indebida" o "aceptar la promesa de tal ventaja".
Este delito puede ser sancionado con penas de entre dos y doce años de prisión. La acusación de Janot se basa en las investigaciones abiertas a partir de la declaración de los propietarios de la mayor empresa cárnica del mundo, la brasileña JBS, en el marco de la 'operación Lava Jato'.
Por su parte, Temer también está siendo investigado por obstrucción a la Justicia y por participación en organización criminal, delitos para los cuales la fiscalía todavía no ha presentado ninguna denuncia.