Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo confirma la delación que obligó a dimitir a un ministro del Gobierno Temer

El Tribunal Supremo de Brasil ha confirmado este miércoles la delación del ex director de la unidad de transporte de Petrobras (Transpetro), que incluye las grabaciones por las que ha tenido que dimitir el ministro de Planificación, Romero Jucá, la primera baja del Gobierno de Michel Temer.
El relator de la 'Operación Lava Jato' en el Supremo, Teori Zavascki, ha otorgado valor jurídico a la confesión del que fuera jefe de Transpetro, Sergio Machado, que ha acusado a miembros del gobernante Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de obstruir la investigación del escándalo de corrupción en Petrobras.
La prensa brasileña difundió el lunes una grabación que forma parte de la delación de Machado en la que éste y Jucá hablan abiertamente de cómo obstaculizar las pesquisas judiciales, lo que obligó al ministro de Planificación a renunciar al cargo horas después.
De acuerdo con la revista brasileña 'Valor', las grabaciones aportadas por Machado a la causa podrían salpicar también al jefe del Senado, Renan Calheiros, y al ex presidente brasileño José Sarney. "Los diálogos no revelan, indican o sugieren la menor tentativa de interferir en 'Lava Jato", ha reaccionado ya Calheiro en un comunicado.
Las autoridades brasileñas investigan la red de cobro de sobornos a cambio de adjudicar contratos públicos de la petrolera estatal. Hasta ahora las averiguaciones han afectado a políticos de todos los partidos.