Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo indio rechaza revisar el veredicto por el que se penalizan las relaciones sexuales entre homosexuales

El Tribunal Supremo de India ha rechazado este martes revisar el veredicto que el pasado mes de diciembre declaró ilegales las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, rechazando así la histórica decisión adoptada en 2009 por un tribunal del estado de Delhi que anuló la prohibición contra la homosexualidad, según ha informado la agencia de noticias india PTI.
La Justicia india ha desestimado toda una serie de recursos de varios activistas y grupos en defensa de los derechos de los gays, entre los que se encuentra la ONG Naz Foundation, así como el Gobierno indio para revisar el fallo que en 2013 volvió a declarar el sexo entre homosexuales como un delito penado con cadena perpetua.
Esto ha supuesto un duro golpe para los miembros de la comunidad LGBT --lesbianas, gays, bisexuales y transexuales-- que durante los últimos cuatro años han declarado abiertamente sus preferencias sexuales y que ahora se enfrentan a la amenaza de ser procesados.
Naz Foundation había alegado que penalizar las relaciones entre personas del mismo sexo supone una violación de los derechos fundamentales de la comunidad LGBT. La ONG aseguró que esta normativa cuenta con una gran cantidad de "importantes errores de derecho" y que supone una "aplicación incorrecta del Derecho", por lo que pidió que se corrija.
"Este tribunal no ha considerado que (la normativa) viola el derecho a la salud de los hombres que se relacionan con otros hombres, ya que la penalización de las actividades sexuales entre personas del mismo sexo impide el acceso a los servicios sanitarios, entre ellos los de prevención del VIH", se podía leer en la petición de los diferentes grupos.
El Gobierno indio también había presentado una petición al Supremo para que revisara su sentencia con el fin de "evitar grandes fallos de justicia a miles de (miembros de la comunidad) LGBT" que se han visto perjudicados por el veredicto.
En este sentido, Naz Foundation también había pedido la revisión del veredicto ya que es "contrario" a los principios legales de la Constitución. Asimismo, ha asegurado que prohibir ciertos actos sexuales consentidos entre adultos en su vida privada degrada y perjudica la dignidad de todos los individuos, independientemente de su orientacón sexual.
En su veredicto de hoy, según la cadena NDTV, el Supremo ha aclarado que solo el Parlamento indio puede cambiar la ley suprimiendo el artículo de la era colonial en el Código Penal que prohíbe las relaciones "contra natura".
Así las cosas, el Gobierno indio tiene ahora dos opciones, presentar un último recurso que debe ser estudiado por los jueces más veteranos del Supremo, entre ellos su presidente, o bien opta por enmendar la ley por la vía parlamentaria.