Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TPI confirma 70 cargos contra un líder del LRA y le envía a juicio

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha confirmado los 70 cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad contra Dominic Ongwen, ex dirigente del Ejército de Liberación del Señor (LRA), y ha decidido abrir un juicio en su contra.
A Ongwen se le acusa de homicidio, torturas, violación, saqueos, persecución, tratos inhumanos, esclavitud sexual, matrimonio forzado, reclutamiento forzado y reclutamiento de menores, entre otros delitos, según ha informado la corte internacional en un comunicado.
La mayoría de los crímenes fueron cometidos en Uganda, donde Ongwen actuaba como comandante de la Brigada Sinia del LRA. Era uno de los hombres de confianza del líder del grupo armado, Joseph Kony, pero el año pasado se entregó a las autoridades de República Centroafricana.
El LRA tomó las armas en la década de 1980 en Uganda, pero salió del país diez años después tras una gran ofensiva militar de Kampala. Desde entonces, ha vagado por toda la región a pesar de la creación de una fuerza regional, apoyada por Estados Unidos, para frenarlo.
El LRA es, más que una guerrilla, una auténtica organización criminal que se caracteriza por su extrema violencia y por el reclutamiento de menores de edad para usarlos como sicarios y esclavos sexuales. Cinco de sus dirgentes, incluidos Ongwen y Kony, están reclamados por el TPI.