Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TTIP divide a la coalición de Gobierno en Portugal

La negociación sobre el Tratado de Asociación para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) entre la UE y Estados Unidos está provocando un conflicto entre los integrantes de la coalición de partidos de izquierda que sostiene al Gobierno del primer ministro António Costa.
Mientras que el Partido Comunista y el Bloque de Izquierda rechazan el acuerdo, el Partido Socialista de Costa respalda las negociaciones. "Se debe apoyar la negociación del TTIP (...) respetando los valores constituyentes del modelo económico y social europeo y garantizando la defensa de los intereses nacionales en el marco de la negociación", ha declarado la secretaria de Estado de Asuntos Europeos, Margarida Marques.
"Hay garantías de que los patrones de la UE en materia de protección de las personas y del medio ambiente se van a preservar, igual que el derecho de cada una de las partes a legislar en pro del interés público", ha añadido Marques.
El Bloque de Izquierda ha aprobado ya una resolución de rechazo al TTIP para presentarla en el Parlamento y la diputada comunista Carla Cruz ha señalado en declaraciones al diario portugués 'Público' que "obviamente" su partido "votará contra la ratificación por parte de Portugal". Tampoco Los Verdes (PEV) parecen dispuestos a apoyar el TTIP.
"El TTIP provocaría daños a nivel de medio ambiente, alimentación, trabajo y empleo y servicios públicos cuestionando un modelo social equitativo y justo que defienda a las personas en lugar de los intereses de las multinacionales", señala el documento del Bloque de Izquierda.
El Gobierno de Costa ya se ha apoyado en la oposición de centro-derecha para aprobar los presupuestos, que incluían partidas necesarias para la pertenencia de Portugal a los mecanismos internacionales que financian el rescate de Grecia.