Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TUE desestima el recurso del Grupo Bimbo para registrar marca tridimensional en forma de tortilla mejicana

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha desestimado este martes el recurso del Grupo Bimbo contra la decisión de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) de no permitir a la empresa registrar una marca tridimensional en forma de tortilla mejicana.
En abril de 2013, el grupo mexicano solicitó ante la OAMI dicho registro para snacks de frituras de maíz o tortillas chips y extruidos de maíz, algo que fue denegado en octubre de ese mismo año y confirmado en junio de 2014.
En concreto, la Sala de Recurso de la OAMI consideró que la marca cuyo registro se solicitaba carecía de carácter distintivo, porque la impresión de conjunto que produce no permitía que, en el momento de hacer una compra, el público interesado distinguiera los productos designados por ella de los que tuvieran otro origen comercial.
Así, expuso que la marca está constituida por el aspecto del propio producto: la representación de un taco mejicano, compuesta por seis vistas de un snack de extruido de maíz, con forma cilíndrica y alargada en colores que se degradan en beige, amarillo y marrón.
En su opinión, se trataba de una forma geométrica básica que no difiere sustancialmente por sí misma de otras formas variadas y similares comúnmente utilizadas en el sector de los aperitivos, como las que se encuentran en cualquier supermercado. Concluyó declarando que la marca de Grupo Bimbo es una variante de las formas habituales de los productos del sector de que se trata, a diferencia de otras marcas tridimensionales cuyo registro se ha aceptado.
Grupo Bimbo impugnó la resolución de la Sala de Recurso de la OAMI ante el Tribunal General, que desestimó su recurso en junio de 2015, lo que provocó que la firma recurriera entonces en casación ante el Tribunal de Justicia.
En concreto, el TUE explica que Grupo Bimbo pretende esencialmente impugnar la apreciación de los hechos efectuada por el Tribunal General, obteniendo un nuevo examen de los hechos respecto al supuesto carácter distintivo suficiente de su marca.
Ese examen está excluido del ámbito del control del Tribunal de Justicia en los recursos de casación, salvo que se invoque la desnaturalización de los hechos por el Tribunal General, algo que Grupo Bimbo no ha hecho.
Asimismo, el Tribunal de Justicia indica que el Tribunal General no estimó que Grupo Bimbo sostuviese que el público al que estaban destinados los productos designados por la marca estaba constituido "únicamente" por niños y adolescentes, sino que tuvo en cuenta el argumento de dicha sociedad de que dichos productos estaban "específicamente" destinados a un cierto público, analizando las pruebas en las que se basaba la sociedad mejicana.