Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bertone escandaliza al Papa Francisco con su apartamento de lujo

Lo de la Iglesia pobre y para los pobres no va con el exsecretario de Estado Vaticano, Tarcisio Bertone, que ha elegido un pisito de nada menos que 700 metros cuadrados, incluidos cien de terraza, para vivir su jubilación. Ha unido dos áticos de un edificio, el Palazo San Carlo, que está pegadito a Santa Marta, la modesta residencia de curas donde se instaló Bergoglio. Al escuchar las obras, el papa austero preguntó. Y al parecer, no le ha sentado nada bien el dispendio de su nuevo vecino. Y es que Bertone ha hecho oídos sordos a las llamadas a la austeridad y a la pobreza que Francisco repite machaconamente cada vez que puede. Este jueves tras lavar los pies a varios presos, o en su mensaje de cuaresma, o en su homilía del Domingo de Resurrección o del Sábado Santo. Traición de una parte de la curia, que debe creer que los mensajes del Papa son para fuera del Vaticano.