Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Temer consigue su primera victoria en el Parlamento brasileño

El Congreso de Brasil ha aprobado este miércoles un nuevo objetivo de déficit fiscal para este año, en lo que supone la primera victoria parlamentaria del Gobierno interino de Michel Temer.
En una sesión de 16 horas que se ha prolongado hasta la madrugada, los legisladores brasileños han fijado el déficit primario en 70.500 millones de reales (17.640 millones de euros), equivalente a un 2,75 por ciento del PIB.
El senador oficialista Romero Jucá ha explicado que la nueva meta fiscal obedece a un "ajuste" necesario" porque los cálculos del anterior Gobierno apuntaban a un superávit de 30.000 millones de reales (millones de euros) que "era algo extremadamente irreal".
"No podemos ignorar las dificultades financieras que a las que se enfrenta el país. El momento político requiere un gran esfuerzo de todos en pro del crecimiento", ha dicho, por su parte, el diputado oficialista encargado de la ponencia, según informa Agencia Brasil.
El déficit presupuestario primario, que no tiene en cuenta el pago de los intereses de la deuda publica, es un indicador de la solvencia de un país, por lo que las agencias de calificación le conceden gran importancia.
En Brasil cualquier variación en las cuentas públicas debe pasar el filtro del Congreso, por lo que con el nuevo objetivo fiscal el Gobierno consigue el margen de maniobra que necesitaba para operar los próximos meses.
Temer llegó al Gobierno el pasado 12 de mayo después de que el Congreso cesara temporalmente a Dilma Rousseff a la espera de que se celebre un juicio político en su contra, precisamente, por irregularidades contables.